Con calor y argentinos en el podio, el rally se despidió en el Monumento

Con 35 grados y el sol a pleno, miles de rosarinos y amantes de los fierros se sumaron al cierre del Dakar, con la llegada de los vehículos. La celebración se prolongó hasta la noche. Además de los hermanos Patronelli, campeones en cuatriciclos, el argentino Villagra quedó tercero en camiones
     Comentarios
     Comentarios

Para los pilotos fue un alivio, la jornada final, pero los rosarinos que fueron al Monumento a la Bandera a ver el cierre del Dakar vivieron una pequeña muestra de la aspereza del rally, con una temperatura de 35 grados que se sintió en el cuerpo y bajo un sol a pleno. El amor por los fierros y la atracción que generan las motos, cuatriciclos, autos y camiones pudo más y la ciudad fue otra vez epicentro de la fiesta, que de yapa tuvo a tres argentinos en los podios (ver fotogalería).

Pasadas las 14 de este sábado comenzaron llegar los primeros vehículos del Dakar 2016 al Monumento a la Bandera provenientes de Córdoba, tras dos semanas de exigente recorrido. Pasaron por avenida Pellegrini y llegaron al emblema de la ciudad frente al río, donde los hermanos Marcos y Alejandro Patronelli -campeón y vice en la división cuatriciclos- se llevaron todas las miradas.

Con gran expectativa, el público se acercó a orillas del Paraná para acompañar el arribo de autos, motos, cuatriciclos y camiones que culminaron este sábado el periplo que consagró a tres argentinos al podio.

Además de los Patronelli, el argentino Federico “Coyote” Villagra se clasificó en el tercer lugar, detrás del holandés Gerard De Rooy (Iveco) y del ruso Airat Mardeev (Kamaz) en la categoría camiones.

Cerca de lo más alto de la competencia quedó el salteño Kevin Benavides, que obtuvo el cuarto lugar en motos.

Las motos y los cuatriciclos marcaron el camino de la llegada a la ciudad.  El desembarco local comenzó en la autopista Rosario-Córdoba, luego avenida Pellegrini y de ahí hasta avenida Belgrano.

Desde la zona, el móvil de Radio 2 a cargo de Federico Aldaz señaló que el primer competidor en llegar fue el cordobés Giuliano Giordana, a bordo de su cuatriciclo. El piloto pasó por el podio y se le entregó una medalla, como ocurre con todos los participantes.

Más tarde hablaron los Patronelli, que incluso sorprendieron al anunciar sus ganas de dejar la categoría y pasar a auto por el “peligro” de la competencia.

Curiosos y fanáticos de las ruedas

Los rosarinos y rosarinas se volcaron en gran número para recibir a los vehículos del Dakar 2016.

Munidos de heladeras y gorras, y atentos a cualquier movimiento, los asistentes no perdieron oportunidad de tomarse fotos con aquellos pilotos e integrantes de los equipos que participaron de la competencia internacional.

Según contó la periodista Rocío Baró en Esto se baila así (Radio 2), los y las asistentes llegaron con heladeras y gorras, y apuntaron la cámara a cualquier movimiento que insinúe alguna proximidad con pilotos e integrantes de los equipos que participaron de la competencia internacional.

La Municipalidad dispuso distintas medidas de seguridad en la zona cercana al Monumento. Asimismo, en la carpa del municipio se comercializaron productos de las distintas ferias de la ciudad, con la participación de cerca de cuarenta productores. Alimentos, artesanías, vestimenta y artículos de regalería, entre otros de confección artesanal, conforman la oferta.

Los argentinos destacados

El argentino Marcos Patronelli (Yamaha) conquistó este sábado su tercer título de Dakar en cuatriciclos y realizó un 1-2 en el podio de esta edición junto a su hermano Alejandro (Yamaha), con quien suman cinco victorias en los ocho Rally disputados en Sudamérica.

Marcos completó la 13ª y última etapa disputada esta mañana en el sexto lugar, a 15 minutos con 37 segundos del ganador, el sudafricano Baragwanath (en 2 horas, 7 minutos, 18 segundos), y Alejandro octavo, a 16 minutos con 37 segundos.

El flamante campeón había ganado ya tres etapas este año y terminó al frente de la general con un tiempo total de 58 horas, 47 minutos con 41 segundos, seguido por Alejandro a 5 minutos 23 segundos y por Baragwanath a 1 hora 41 minutos con 53 segundos.

El menor de los Patronelli fue antes campeón de las ediciones 2010 y 2013, había abandonado en 2014 y dejó pasar 2015 sin disputar la exigente carrera. 

El francés Stephane Peterhansel, una leyenda viva del Dakar obtuvo su duodécimo título del Rally, el sexto en autos, y le dio el primero a la marca Peugeot, al concluir noveno la especial de la última etapa de esta edición 2016, que unió Villa Carlos Paz con Rosario.


El tramo final de la competencia fue para su compatriota y compañero de equipo Sebastien Loeb

Peterhansel, merecidamente conocido como "Monsieur Dakar", lideró la general del octavo Dakar en Sudamérica con un tiempo total de 45h.22m.10s.

El podio lo completaron el qatarí Nasser Al Attiyah (MINI), a 34m.58s., y el sudafricano Giniel De Villiers (Toyoya), a 1h.02m.47s.

Por otra parte, el joven salteño Kevin Benavides (Honda), gran promesa del Dakar 2016, concluyó en el cuarto lugar de la clasificación general de la categoría motos, que consagró campeón por primera vez al australiano Toby Price (KTM).

Benavides obtuvo esta mañana el segundo lugar en la especial de la 13ra. y última etapa que unió Villa Carlos Paz con Rosario, a 1m.41s. del ganador, el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna).

Comentarios