Lo más importante

Crónica de una noche para el escándalo en la Bombonera

Cuando el equipo de Gallardo volvía a la cancha para disputar el segundo tiempo fue atacado con gas pimienta en la manga. Al menos cuatro futbolistas fueron afectados. El juego se suspendió una hora después del ataque. Estaba 0-0. “Es lamentable e increíble lo que pasó”, dijo Gallardo. Los equipos dejaron la cancha pasada la medianoche. Las imágenes

     Comentarios
     Comentarios

Superescándalo en la Bombonera. Varios jugadores de River Plate se vieron afectados por las emanaciones de gas pimienta que lanzaron desde la platea de Boca a la manga por donde salían a jugar el segundo tiempo, lo que derivó en un escándalo triple. Primero por el hecho en sí, después por la inexplicable demora de más de una hora para definir la suspensión del encuentro -cuando estaba 0-0- y tercero porque los equipos recién pudieron dejar la cancha a las 0.20 de este viernes; es decir al otro día del inicio del partido (comenzó a las 21).

El ataque se registró a las 22, cuando River volvía a la cancha. Los futbolistas que se vieron más afectados fueron Leonel Vangioni, Leonardo Ponzio, Ramiro Funes Mori, Gonzalo Martínez y Sebastián Driussi, que además de mostrar manchas amarillas en la piel, evidenciaban severas irritaciones en sus ojos.

"Es una vergüenza lo que está pasando. Mirá lo que nos hicieron. No hacía falta este ataque", disparó Marcelo Gallardo, que discutió con Arruabarrena, que a su vez pareció querer atacar al presidente riverplatense, Rodolfo D'Onofrio, quien saltó al campo de juego para quejarse de la situación.

"Acá hay que suspender el partido. No cabe otra. Vámonos a la mierda", proponía a los gritos Fernando Cavenaghi, que ocupó esta noche el banco de suplentes.

Y mientras un dron que simulaba un "fantasma de la B" sobrevolaba la cancha, el árbitro Darío Herrera postulaba "una espera prudente" antes de tomar una decisión sobre la continuidad o suspensión del encuentro.

La espera se prolongó más de una hora y recién a las 23.15 se comunicó la suspensión del juego, demorado desde las 22, cuando RIver volvía a la cancha para disputar el segundo tiempo de un cotejo que estaba 0-0. Con ese resultado los Millonarios avanzaban a los cuartos de final, lo que calentó aún más la tensa situación en la Bombonera.

"Es vergonzozo, es lamentable. Los jugadores no estaban bien. Esperamos una hora y pico que tomaran una decisión, es increíble", señaló Gallardo.

Antes de tomar la decisión, la Policía labró un acta y se llevó las camisetas que tenían los rastros del gas pimienta, ya que se realizó una denuncia por el hecho (con la sospecha de que hubo zona liberada para el ataque).

Pero el escándalo continuó. Los hinchas de Boca no dejaban retirar a los jugadores de River y les tiraban con todo tipo de objetos. Se fueron recién pasada la medianoche, con una densa custodio policial.

Antes, hubo un partido sin goles. El relato online

Formaciones

 

Comentarios

Segui Leyendo