¡¡¡Déjenme dormir!!!

Todos sabemos lo ocupada y estresante que puede ser la vida para un perro durante el día; hay que pasear por el parque, buscar un lugar soleado donde echarse y molestar al amo por un poco de comida. Es por ello que si alguien interrumpe las ocho horas de sueño de Buddha, el bulldog, este se pone un poquitito gruñón
     Comentarios
     Comentarios

Comentarios