Querido, el nene quedó en cualquiera

El protagonista de este video es un niño que se fracturó el brazo en dos partes y al despertar de la anestesia tiene unas reacciones bastante particulares. Lo que sucedió fue que al llegar al hospital los médicos debieron sedarlo y dormirlo para reacomodarle el hueso sin que éste atraviese una experiencia traumática y de gran dolor. Para ello utilizaron Ketamina y Propofol, drogas muy fuertes y que pueden generar estados de excitación
     Comentarios
     Comentarios

Comentarios