¿Se cae o no se cae?

Desde que se creo esta sección nuestra capacidad de asombro, lejos de reducirse ha ido en aumento y eso es algo contrario a lo que pensábamos al principio. Lo que están a punto de ver es increíble, y lo es no por el hecho en sí mismo, sino por la temeridad (o inconsciencia) del conductor para llevar a cabo semejante maniobra
     Comentarios
     Comentarios

Comentarios