Se confió, pensó que la ganaba y terminó segundo

EEUU. En una competencia de atletismo universitario, el representante de la Universidad de Oregon, Tanguy Pepiot, venía ganado fácil su carrera por lo que empezó a pedirle al público que lo aliente creyéndose ya primero indiscutible. Pero el representante de Washington, Meron Simon, aprovechó esa desconcentración de su rival y en un sprint le ganó la carrera
     Comentarios
     Comentarios

Comentarios