Su primera vez en un vuelo acrobático

La mayoría de los niños se aterrarían de sólo pensar en subirse a un avión acrobático pero ella no. La hija de Raphael Langumier le rogó a su padre, un piloto profesional, que la subiera con él en un vuelo de práctica hasta que al final accedió. Las carcajadas que suelta esta hermosura de cuatro años son una cosa de locos  
     Comentarios
     Comentarios

Comentarios