Un regalito muy especial

Este es el típico caso de “mamá quiero ir al baño” pero nadie le da bola al nene y sucede lo que nadie quiere que pase. El chiquitín al parecer no se aguantó tal y como le dijeron y haciéndose olímpicamente el distraido arrojó la bomba sucia en el supermercado. Lamentablemente hubo alguien que no la descubrió a tiempo y pagó el precio   
     Comentarios
     Comentarios

Comentarios