Lo más importante

12º aniversario del Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas

Desde la creación del registro en 2003, más de 600 argentinos recibieron un trasplante de donante no emparentado cuando no tenían compatibilidad en su grupo familiar

     Comentarios
     Comentarios

En coincidencia con el Día Nacional del Donante de Médula Ósea, que se celebra hoy, el Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI) cumple 12 años de existencia. El objetivo del registro es dar respuesta a personas con indicación de trasplante que carecen de un donante compatible en su familia.

Desde su creación en 2003, el Registro Nacional de CPH posibilitó que 617 pacientes accedan a un trasplante de médula ósea con donante no emparentado. Además, durante el año pasado se realizaron 110 trasplantes de CPH con donantes no emparentados gracias a la intervención del INCUCAI, dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, lo que representa la cifra más alta alcanzada para trasplantes de este tipo en el país.

Por otra parte, cuatro argentinos inscriptos en el registro donaron CPH el año pasado, dos para pacientes argentinos y otros tantos para extranjeros. También en 2014 se realizaron 484 trasplantes autólogos, es decir con células del propio individuo, y 163 trasplantes alogénicos, con células de un donante familiar.

"La donación de médula ósea es la llave solidaria que abre las puertas de la vida, y en nuestro país ese tipo de trasplante se realiza gratuitamente en establecimientos públicos y con estándares de calidad similares a los alcanzados en los  más renombrados centros internacionales especializados en la materia", dijo el ministro de salud Daniel Gollan.

El Registro Nacional de CPH forma parte de la  Red Mundial de Donantes de Médula Ósea  Bone Marrow Donors Worldwide para conseguir donantes no emparentados compatibles con el paciente que lo necesita en cualquier parte del mundo.  Para fomentar la donación, el 14 de abril en la Plaza de los dos Congresos habrá un equipo para la extracción de sangre y registro de CPH. La misma acción se repetirá el 21 de abril en el Parque Centenario de la Ciudad de Buenos Aires.

Para ser donante se requiere tener un buen estado de salud, tener entre 18 y 55 años y pesar más de 50 kilos. Quien quiera donar  también puede dirigirse a los centros de donantes que  funcionan en los Servicios de Hemoterapia de 58 hospitales de todo el país. Allí, le harán una extracción de sangre. Con el consentimiento informado del donante se toma una pequeña muestra de la unidad de sangre para realizar el análisis de su código genético (HLA), cuyos datos se ingresan al registro. Las CPH sólo se donan si hay alguien que las necesite y que sea 100 por ciento compatible con el código genético del donante.

Cada año a cientos de personas se les diagnostican enfermedades hematológicas como leucemia, anemia aplástica, linfoma, mieloma, errores metabólicos o déficits inmunológicos. Estas enfermedades pueden ser tratadas con un trasplante de CPH, conocido popularmente como trasplante de médula ósea.

Sin embargo, solo entre el  25 y 30 por ciento de estos pacientes tiene la posibilidad de encontrar un donante compatible en su grupo familiar. El resto debe recurrir a un donante no emparentado a través de los registros de donantes voluntarios.

 

Fuente: msal.gov.ar

Comentarios

Segui Leyendo