A los ojos: el amor es posible en cuatro minutos

Doce personas, algunas en pareja y otras no, fueron convocadas para un ejercicio: mirarse sin pausa en ese plazo.¿El fin? Demostrar si eso era suficiente para aumentar la afectividad, aun en extraños. Las reacciones
     Comentarios
     Comentarios

 

 

Comentarios