Asociación de Magistrados dice que Oyarbide “no merece ser juez”

Ricardo Recondo, titular de la institución, cuestionó la decisión del Consejo de la Magistratura de archivar denuncias por mal desempeño a Daniel Rafecas y Norberto Oyarbide. Además, defendió al miembro de la Corte Carlos Fayt

     Comentarios
     Comentarios

El presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Federal, Ricardo Recondo, cuestionó la determinación del Consejo de la Magistratura de archivar las denuncias por mal desempeño a los jueces Daniel Rafecas y Norberto Oyarbide. Es más, señaló que este último “no merece ser juez” y que el gobierno nacional “le garantiza impunidad como devolución de favores”. Defendió al cuestionado miembro de la Corte Suprema, Carlos Fayt, y advirtió que se debería revisar la edad de jubilación, porque “degrada a la tercera edad”.

En diálogo con Radiópolis (Radio 2), programa que conduce Roberto Caferra, Recondo manifestó que “siempre cuestionaron” desde la Asociación de Magistrados al juez Oyarbide porque “tiene actitudes que lo muestran condescendiente” con el gobierno nacional.

El magistrado también advirtió que “no es sencillo investigar a los poderes en este país” debido a que “se reciben presiones y ataques de todos lados”.

Por su parte, el senador nacional de la Unión Cívica Radical, Mario Cimadevilla, quien pidió ante el Consejo de la Magistratura el juicio político a Oyarbide, expresó en Radiópolis que el gobierno nacional “le garantiza impunidad porque él se las garantiza a ellos”. “A lo largo de su carrera encubrió al poder oficial y le devolvieron favores como este caso. Además, Rafecas no sólo fue funcional al poder sino al armado de causas”, agregó.

En coincidencia con la opinión de Recondo, el senador de la UCR sostuvo que “el poder judicial de Argentina no está en condiciones de investigar al poder”. “Miren los patrimonios de los jueces de Comodoro Py, que son los que investigan al poder. Es una vergüenza”.  

Ataques a Carlos Fayt

Ricardo Recondo también disparó contra el kirchnerismo, que cuestionó en reiteradas oportunidades la capacidad del miembro de la Corte Suprema, Carlos Fayt, de trabajar a los 97 años y firmar actas desde su casa, entre ellas, la re reelección de Ricardo Lorenzetti.

​”Es una actitud de tipo fascista. Hubo dos integrantes de la Corte que firmaban desde su casa porque estaban enfermos y no los cuestionaron. Tampoco se pidió a la presidenta cuando estuvo enferma que salga para mostrar su estado de salud. Lo discriminan por la edad, parece que ser grande es una enfermedad. Debería modificarse la edad para retiro o jubilación porque degrada a la tercera edad; muchos a los 65 años -en el caso de los hombres- se sienten útiles para seguir trabajando”, sentenció.

Cargando audio...

Mario Cimadevilla (Radio 2)

Cargando audio...

Ricardo Recondo (Radio 2)

Comentarios