Balotaje histórico: los argentinos eligen el próximo presidente

Con total normalidad en todo el país, a las 8 de este domingo 32 millones de ciudadanos quedaron habilitados para votar entre Daniel Scioli (Frente para la Victoria) y Mauricio Macri (Cambiemos). Uno de ellos será el sucesor de Cristina el próximo 10 de diciembre. Habrá una tendencia sólida cerca de las 22.30. El tiempo acompaña

     Comentarios
     Comentarios

El día más esperado llegó: hoy se elige presidente de la Nación entre los dos más candidatos votados en la primera vuelta. A las 8 de la mañana se abrieron los centros de votación en todo el país y más de 32 millones de argentinos quedaron habilitados para definir el futuro del país con su sufragio. Por un lado, Daniel Scioli del Frente para la Victoria y por el otro Mauricio Macri de Cambiemos. Se trata del primer balotaje por definir el primer mandatario en la historia del país. El tiempo acompaña con sol en casi toda la geografía argentina. 

El candidato del oficialismo, actual gobernador de la provincia de Buenos Aires, cosechó 9.338.449 votos el 25 de octubre pasado (37,08%). Su vice es Carlos Zannini. Cambiemos, que postula al binomio del jefe de Gobierno porteño y Gabriela Michetti, alcanzó los 8.601.063 sufragios (34,15%).

Esos guarismos y la diferencia final de 2,93 por ciento en favor de Scioli fueron el punto de partida de esta elección. Aunque el balotaje, coinciden los analistas, es una instancia aparte, un nuevo comicio con otras reglas.

A las 8 se abrieron las 94.979 mesas electorales y 32.037.323 ciudadanos quedaron habilitados para elegir. Se puede consultar el padrón online para conocer el lugar de votación.

El director nacional electoral, Alejandro Tullio, adelantó que los primeros resultados se conocerán a las 19.30. Hacia las 22.30 ya se podrán hacer proyecciones sólidas y que a medianoche el recuento provisional estaría terminado.

Por otro lado, la justicia electoral determinó que las boletas que los votantes depositen en las urnas podrán tener la fecha del 22 de noviembre pero también serán válidas las de la primera vuelta electoral del 25 de octubre.

 

Desde el mismo domingo 25 a la noche ambos aspirantes a la Casa Rosada relanzaron sus campañas. Scioli pareció tener que reamar su estrategia y Macri buscó continuar por la misma senda. Ambos intentaron captar las voluntades de indecisos y de quienes acompañaron a otros espacios en la primera vuelta, sobre todo a la tercera fuerza: el Frente Renovador de Sergio Massa (5.386.965 votos, 21,38%) .

También quedaron en pugna los 3,23 puntos del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), con Nicolás del Caño como postulante a la presidencia, 2,51 de Progresistas, con Margarita Stolbizer como candidata, y 1,64 de Adolfo Rodríguez Saá, al frente de Compromiso Federal.

La Cámara Nacional Electoral consignó que en total, se contabilizaron 25.184.135 votos positivos. Con esa base, para imponerse este domingo el ganador necesitará unos 13 millones de sufragios.

Después de una primera semana en donde el oficialismo se tuvo que reacomodar, la campaña se ubicó en la discusión sobre la economía y las diferencias de lo que cada uno propone. Ese fue el tema principal en el inédito debate del domingo pasado.

Los análisis, las encuestas y las especulaciones quedan atrás y llegó la hora de la verdad. Un país enfocado casi exclusivamente en estas elecciones conocerá, por fin, quien sucederá a Cristina Fernández de Kirchner el próximo 10 de diciembre.

Hay en ese hecho ya un primer motivo para celebrar: un traspaso de mando en democracia, uno más en estos 32 años desde su recuperación en 1983. Se abrirá un nuevo período presidencial, gane quien gane, después de ocho años de gobierno de Cristina. Resta conocer, dato para nada menor, la impronta que tendrá esa nueva etapa, y eso es lo que ha movilizado a los argentinos en estos días.

Comentarios