Berni ante Fein: "El accionar fue impecable y profesional"

El secretario de Seguridad de la Nación declaró durante tres horas en la fiscalía de Viviana Fein y aseguró haber ratificado la corrección de su proceder y el del operativo
     Comentarios
     Comentarios

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, finalizó su declaración en la fiscalía número 45 a cargo de la fiscal Viviana Fein como testigo en la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman, y aseguró haber ratificado todos sus dichos desde aquel día. “Desde que llegó prefectura el lugar quedó preservado”, agregó en alusión a las declaraciones recientes de la fiscal Fein.

“He dicho lo mismo desde el primer día, es lógico y normal que la fiscal me llamara a declarar”, explicó Berni. “Nadie del operativo ingresó al baño hasta que la fiscal lo ordenó”, aseveró además el funcionario, inmensamente rodeado de periodistas que lo bombardeaban a preguntas nada más terminar su declaración, a las puertas de la fiscalía en plena calle Tucumán del centro porteño.

Sin embargo, volvió a explicar que desconoce cómo fue el proceder del médico de Swiss Medical que confirmó a la madre de Nisman que el fiscal había muerto, “ya que no dejó ninguna certificación del fallecimiento”.

Con respecto al proceder de la investigación el día de la muerte de Nisman, el secretario ratificó la corrección de todo el personal. “El accionar fue impecable, profesional, ordenado y minucioso”, detalló Berni, pero especificó que “se retiró temprano”, una vez se comprobó la muerte de Nisman.

Preguntado por la testigo Natalia Fernández, que aseguró que hubo irregularidades en el procedimiento, el funcionario explicó que no coincidió en el departamento de Nisman con la testigo, pero reiteró “que no le llamó la atención la actuación de nadie del personal de la investigación” y defendió “la calidad profesional con que trabajan fiscalía y prefectura”.

Según Berni, en su declaración, en la que no estuvo presente la ex mujer del fiscal, Sandra Arroyo Salgado, no quiso pedir a Viviana Fein que llame a declarar “a todos lo que le acusaron de haberse llevado pruebas” del departamento de Nisman, para evitar complicaciones a la investigación. Sin embargo, invitó a todas las personas “que tengan duda sobre mi accionar, no tienen más que venir a denunciarlo”.

Berni había llegado a las 10.30 al edificio de la fiscalía, vestido de traje y corbata, y se negó a realizar declaraciones a los periodistas. “Después de declarar les respondo todas las preguntas”, dijo el funcionario.

El secretario fue interrogado por su presencia durante más de tres horas en el departamento de Nisman la noche del 18 de enero pasado, día en que encontraron el cadáver del fiscal de la causa Amia con un tiro en la cabeza en su vivienda del edificio Le Parc de Puerto Madero.

Comentarios