Lo más importante

Bonfatti: los narcos "no viven en Rosario sino en Buenos Aires"

El gobernador visitó El Tres y señaló que mientras estuvieron las fuerzas federales no cayó ningún delincuente de peso porque no están en la ciudad. También confirmó que los gendarmes del destacamento móvil tendrán mayor presencia porque redujeron el radio de acción
     Comentarios
     Comentarios

El gobernador Antonio Bonfatti adelantó este jueves en El Tres que Rosario tendrá una mayor presencia de fuerzas federales, ya que los 998 gendarmes del destacamento móvil Nº 2 redujeron el radio de acción y sólo actuarán en Santa Fe, Chaco y Formosa. Además, destacó que “los grandes narcotraficantes no viven en Rosario, sino en Buenos Aires” y que en la provincia “hay más policías y móviles que denuncias realizadas al 911”.

El titular de la Casa Gris visitó el programa De 12 a 14, donde confirmó que el puesto móvil de Gendarmería no tendrá más bajo su órbita a Misiones, Corrientes ni Entre Ríos; y señaló que seguirá pidiendo por más presencia de prefectos y gendarmes aunque aclaró que el problema de la inseguridad “no se soluciona” con más agentes sino con acuerdos entre municipio, provincia y Nación para resolver “un tema complejo a nivel país”.

“En soledad clamé que volviera el móvil 2 a la ciudad. Había pocos gendarmes y custodiaban el puente Rosario-Victoria. Logré que vinieran fuerzas federales y acordamos un trabajo en conjunto para abordar desde un comienzo los búnkers, ya que necesitábamos órdenes de la Justicia federal para poder realizar allanamientos”, remarcó el mandatario.

Y agregó con detalle: “Formamos la Policía de Acción Táctica, la Policía Científica, cuadruplicamos los patrullajes, seguimos construyendo cárceles, colocamos más cámaras de vigilancia, pero la violencia enquistada no se resuelve sólo con más policías. Por eso apelamos al Plan Abre, comenzamos el año con 16 jardines de infantes nuevos, 80 jardines iniciales, 33 tecnicaturas, 270 escuelas nuevas”.

Bonfatti recordó que en enero se detuvieron a 1.150 personas en Rosario, lo que representa “unos 250 mas presos que en meses anteriores”.

Consultado por el periodista Sergio Roulier sobre el narcotráfico, Bonfatti sostuvo que “los grandes narcos no viven en Rosario, sino en Buenos Aires”, y ahondó: “La droga penetra por la frontera y la responsabilidad es de la Aduana. Pero no es el problema más grave, porque el 85 por ciento de los homicidios se dan en situaciones de violencia interpersonal”.

Policías sumariados

Respecto a los mil sumarios que se les inició en los últimos siete meses a los integrantes de las fuerzas provinciales, el gobernador indicó que la situación “demuestra que se va a limpiar a la mala policía” y que “hay respuesta de la Justicia provincial y federal”. “Tratamos de tener la mejor fuerza, no hay provincia en este país que haga la reforma que se está llevando a cabo”, enfatizó.

“La gente se está dando cuenta que los delitos se van resolviendo, todos los días hay procedimientos, hay un mayor de número de detenidos. Hay buenos policías, pero a los que transitan por el mal camino se les iniciará sumarios”, agregó.

Paritarias

El titular del Ejecutivo santafesino, al igual que los gremios estatales, fue cauto a la hora de brindar información sobre las negociaciones que se iniciaron esta semana. A su vez, reconoció que el año pasado los trabajadores “perdieron una parte del salario” a manos de la inflación.

“Nosotros negociamos teniendo en cuenta la inflación prevista para este año, no la del año pasado. En nuestra gestión los trabajadores tuvieron un aumento del 400 por ciento contra el 270 por ciento (difundidos por el Indec). También aceptamos que los trabajadores perdieron parte del salario el año pasado. Debemos ser prudentes, no hay números, estamos charlando”, precisó.

El ataque a su casa 

El gobernador manifestó que “espera” que este año se encuentren a los autores materiales e intelectuales de los disparos que recibió el frente de su vivienda, ubicada en la zona norte de la ciudad. “Espero celeridad de la Justicia”, añadió.

Muertes

En otro tramo de la entrevista, el gobernador opinó sobre el fatal asalto que sufrió un chofer de la empresa Rosario Bus y apuntó que “sólo un trastornado puede robar y matar”. “Nos duele como la muerte del taxista (Hugo Camilo) y la del empleado de la empresa de polarizados. En Rosario hubo 658 denuncias por violencia familiar, esto se traduce en las escuelas, en la calle”, consideró.

Al ser consultado por la violencia interpersonal, Bonfatti dijo que “es difícil brindar garantías” y destacó la implementación de un botón de alerta para dar aviso mediante una aplicación de una situación de riesgo. 

Comentarios

Segui Leyendo