Buscan a dos sospechosos más por el asesinato en Bella Vista

D​e acuerdo al primer análisis de los videos de la zona, los dos sujetos que abordaron y mataron a Sandro Procopio llegaron a su encuentro y huyeron después en un auto en el que viajaban otros dos hombres. La secuencia completa de una tarde de terror

     Comentarios
     Comentarios

El asesinato de Sandro Procopio el arquitecto que fue abordado por dos delincuentes camino al trabajo este lunes, se suma a una lista cada vez más larga de víctimas que encuentran la muerte a manos de ladrones, muchas veces por muy pocos billetes. De acuerdo al primer análisis de los videos de la zona, los dos sujetos que asaltaron y mataron a Procopio, hermano del periodista Pablo Procopio, llegaron a su encuentro y huyeron después en un auto en el que viajaban otros dos hombres. Herido, el arquitecto logró llegar hasta la obra en la que trabajaba y se desplomó en los brazos de uno de los albañiles. Tenía 48 años y un hijo adolescente que jugaba al fútbol en Italia y que planeaba visitar pronto. 

Según informó el periodista Hernán Funes de Radio 2, la fiscal Marisol Fabbro a cargo de la investigación, confiaba en los datos que pudieran aportar las varias cámaras de seguridad de Cerrito y Constitución; en especial la de una mutual ubicada frente a la obra que dirigía el arquitecto.

De acuerdo a las primeras imágenes, no obstante, Procopio fue sorprendido por dos hombres que se habían bajado de un auto, el mismo en el que huyeron luego junto a otras dos personas que los esperaban a bordo. Estas imágenes permitieron reconstruir la secuencia del ataque e identificar el coche y número de sospechosos, pero sus rostros no eran del todo claros por lo que esperaban nuevas filmaciones.

El feroz ataque duró apenas unos segundos, tras entregarle el celular y la billetera se ve que Procopio se defiende de una fuerte golpiza hasta que uno de los ladrones le pone final de un disparo. El arquitecto, que para entonces había sufrido ya un culatazo en la nuca, estaba de espaldas cuando el proyectil lo hirió en su costado izquierdo; logró caminar unos 30 metros hasta la obra en construcción, se desplomó y murió en brazos de uno de los albañiles.

El hecho ocurrió este lunes alrededor de las 17 y recuerda mucho otros casos similares en los que vecinos son víctimas de robos que terminan de la peor manera, y muchas veces por muy pocos billetes. El antecedente inmediato se registró a principios de mes, cuando un comerciante de 58 años de Hostal del Sol, Rubén Ramón Martín, fue asesinado en un asalto en la mueblería en la que trabajaba.  

Comentarios