Cada vez más extranjeros eligen Rosario para estudiar

Javier Varela, de la Secretaría de Relaciones Internacionales de la UNR, explicó que la calidad educativa y accesibilidad posicionan a la UNR como centro académico elegido por muchos
     Comentarios
     Comentarios

En el plan de gestión que inició la Universidad Nacional de Rosario (UNR) hace ocho años, se emprendió un proceso de internacionalización de la educación, a partir de un modelo de gestión planificado, participativo y consensuado con las doce facultades, que hoy en día suman 84.135 estudiantes.

A través del incremento de convenios internacionales, principalmente con América Latina –hoy hay 234 vigentes– con la priorización de los vínculos regionales, promoción y democratización de oportunidades de movilidad internacional, fortalecimiento de la investigación conjunta, la Universidad de Rosario lleva casi una década apostando al intercambio y la movilidad estudiantil.

Javier Varela, de la Secretaría de Relaciones Internacionales de la UNR, explica que si bien hay una fuerte demanda de estudiantes argentinos que quieren viajar al exterior para realizar un estudio superior, el fenómeno actual va a la inversa: cada vez son más las personas que eligen venir a estudiar a Rosario. Los factores: calidad educativa y accesibilidad.

“Siempre les digo a los estudiantes que piensen qué costos tiene la formación, cursar una carrera. No tienen que pagar inscripción, matrícula, cuota. Acá, en Rosario, en Argentina, el costo es cero. Eso es equivalente a una beca completa en cualquier lugar del mundo. Terminás el secundario, ingresás a la universidad y si todo va más o menos bien, en 5 o 6 años tenés un título universitario. Creo que el estudiante no se da cuenta de eso, del valor que tiene, esto no pasa en ningún lado”, explica Varela destacando las posibilidades que brinda la universidad pública.

Junto con las pocas restricciones que impone la UNR para poder estudiar una carrera, se suma la excelencia académica que la caracteriza y que la hizo merecedora de estar entre las mejores universidades del mundo, según el Center for World University Rankings (CWUR). “Creo que justamente el hecho de que la educación sea gratuita, pública, de libre acceso, exige que se mantenga el nivel académico. En algunas universidades privadas rige otra lógica en donde lo que se prioriza el cliente por sobre el alumno, por lo que la exigencia es menor”.

En el último informe brindado por la UNR en el 2014, se detalla que son aproximadamente 1.300 los estudiantes internacional que estudian en la universidad, y estos números se elevaron a principios de este año. “El fenómeno que se está dando es que cada vez son más los extranjeros que vienen a estudiar a la UNR, sobre todo latinoamericanos. A raíz de los convenios con América Latina se estableció una red de cooperación con países como México y estamos recibiendo muchos estudiantes de ahí”, comenta Varela y agrega: “Se creó un banco digital de convenio internacional, disponible para todos en la web de la Universidad, donde los interesados pueden entrar y ver qué tipo de ofertas de movilidad hay”.

Sin embargo, los latinoamericanos no son los únicos que optan por estudiar en Argentina, ya que muchos europeos eligen la UNR porque el título que otorga tiene una mayor jerarquía y nivel: “Hay un fuerte incremento de estudiantes europeos que también vienen a acá porque el nivel de una licenciatura en las universidades argentinas equivale a un máster en Europa. Es decir, el título que les dan en esta universidad, los habilita directo para hacer un doctorado allá”, explica Varela.

Varela cuenta que el año pasado se realizó un encuentro de estudiantes en Rosario en el cual participaron chicos de México, Brasil, Marruecos, Rusia, Colombia, Uruguay, donde cada uno contaba cómo era el sistema de educación superior en su país: su sistema de ingreso, permanencia, inserción laboral posterior y muchos se asombraron al ver las enormes diferencias. Algunos son públicos pero con exámenes de ingreso, restricciones en cuanto a rendir materias. “Todos los estudiantes argentinos deberían conocer esta realidad que se vive en otros países para valorar lo que es la universidad pública”, afirma.

Con respecto a qué programas ofrece hoy la UNR para estudiantes de su casa, Varela explica que actualmente hay distintos programas de becas. “Hay becas que son para docentes, por ejemplo, ahora se cerró hace unos días unas becas convenio entre el Ministerio de Educación de la Nación y la Fundación Carolina en formación posdoctoral, ahora están abiertas las becas de movilidad docente a París y a Madrid, también están los AVE, de ayuda a viajes al exterior, que te financian parte de los viajes si tenés una actividad académica de investigación, tanto como para docentes como para estudiantes”. Con respecto a la disponiblidad o el acceso a ellas comenta: “Todos estos programas están sujetos a los recursos disponibles de la facultad. Muchas veces dicen ´no hay becas´, yo les contesto que no hay becas porque en realidad están todos becados, la universidad pública ofrece eso”.

Para descargar:

- Boletín de RRII 
- Banco de Convenios Internacionales

Comentarios