Calles violentas: cuatro heridos en Villa Gobernador Gálvez y Rosario

La mayoría de las víctimas fue atacada a los balazos; uno con una barilla de hierro. A uno de ellos, el proyectil le fracturó un hueso, a otro le dañó un testículo. Están internados en los hospitales Gamen, Centenario, Carrasco y Heca
     Comentarios
     Comentarios

Cuatro muchachos de entre 17 y 21 años resultaron heridos este lunes en distintos hechos de violencia en Villa Gobernador Gálvez y Rosario. Fueron atendidos en los hospitales Gamen, Centenario, Carrasco y Clemente Álvarez.

Según fuentes policiales lo hechos se registraron entre la tarde y la noche del lunes. El primero de ellos ocurrió en barrio Triángulo, bajo jurisdicción de la comisaría 19ª, cuando un hombre se acercó a la casa de su ex para llevarse al bebé de seis meses de ambos. La madre, de 16 años se opuso y su hermano, Ramón, de 21 años, salió en su defensa.

El padre del bebé entonces le asestó un duro golpe en las costillas con una barilla de hierro y lo mandó al Carrasco.

Más tarde, a las 21 en Villa Gobernador Gálvez, un adolescente de 17 años fue atacado en Comandate Espora y Belgrano por un presunto ladrón que le pegó un tiro en la pierna izquierda y le fracturó el peroné. Lo atendieron en el Gamen.

Finalmente, entre las 23 y las 23.20 dos chicos de 21 y 17 años ingresaron al Heca y al Centenario respectivamente. Ambos tenían heridas de arma de fuego. Según explicaron a los médicos fueron agredidos en Campodónico y Bertolé por varios hombres y una mujer que se desplazaban en moto.

La mayor de las víctimas tenía heridas en su pierna izquierda y un testículo dañado por las balas. Al otro lo habían lastimado en la muñeca derecha. Ambos reconocieron a varios de los agresores, de apellido H. y uno apodado “El Gitano”.

La policía los encontró en Las Palmeras y El Jilguero. En total detuvo a seis personas, entre ellas una mujer de 58 años, Mirta, que intentó frenar el arresto.

Los sospechosos del ataque tienen entre 23 y 38 años; se llaman Rocío B., Víctor H., Marcelo H., Alexander A., y Sebastián R.  

Comentarios