Lo más importante

Claro triunfo del PRO en Capital pero igual habrá balotaje

Rodríguez Larreta le sacó 20 puntos porcentuales a Lousteau pero no alcanzó el piso para evitar la segunda vuelta, que será en dos semanas. Macri y un discurso de cara a las nacionales. Anita Martínez y Del Sel festejaron en el escenario. El kirchnerismo, con Recalde, tercero después de muchos años

     Comentarios
     Comentarios

Cómoda victoria del PRO en la elección del nuevo jefe de Gobierno porteño, celebrada este domingo, aunque su candidato, Horacio Rodríguez Larreta, no logró la mitad de los votos sobre el total, por lo que habrá balotaje dentro de dos semanas frente a Martín Lousteau. Se destacó el debut de la boleta electrónica en la Capital Federal, lo que facilitó un rápido conteo.

Escrutado el 92,72 por ciento de las mesas, el postulante de Mauricio Macri –que por su parte deja el cargo y peleará por la presidencia– alcanzaba el 45,62 de los sufragios, contra el 25,59 de Lousteau (ECO), quien será su rival en segunda vuelta. Mariano Recalde, del Frente para la Victoria, quedó tercero con el 21,73 por ciento y reconoció formalmente su derrota.

"Gracias a todos los porteños que hoy fueron a votar y mostraron su compromiso", expresó el ganador de los comicios desde el escenario en el búnker del PRO, junto a su compañero de fórmula, Diego Santilli, y otros dirigentes del partido. Entre ellos, el ex candidato a gobernador de Santa Fe Miguel Del Sel y la ex candidata a intendenta de Rosario Ana Laura Martínez.

Más tarde, Macri también apareció en escena y aprovechó para capitalizar esta victoria preliminar para su puja por gobernar el país, con un discurso de alcance netamente nacional.

“Esto que está pasando en la Ciudad tiene que ver con algo mucho más grande que está sucediendo en cada rincón de nuestro país, que es la idea de que juntos podemos y de que el cambio es posible”, expresó el líder del PRO, y destacó la implementación del voto electrónico "a favor de la transparencia y con la seguridad de cuidar los votos". 

"He armado un gran equipo y llevé adelante una agenda que tenia que ver con mejorarle la vida a la gente, y desde este lugar es que estoy absolutamente seguro, por lo que sabe y conoce, que Horacio es la persona indicada para continuar con la tarea", dijo. 

Por su parte, desde su reducto, Lousteau celebró que “ECO es la segunda fuerza en la ciudad de Buenos Aires” y se mostró confiado para encarar lo que viene. “Falta el balotaje”, desafió, en relación al regreso a las urnas, el 19 de julio.

Además, Luis Zamora, de Autodeterminación y Libertad, sumaba el 4,00 por ciento y Myriam Bregman, del Frente de Izquierda y los Trabajadores, el 3,10 por ciento.

Jornada tranquila

Las elecciones en la Ciudad de Buenos Aires se desarrollaron con normalidad este domingo y cerraron a las 18. Todas las miradas estuvieron puestas en el debut de la boleta única electrónica, que constituyó la gran novedad de la jornada electoral.

Más de dos millones y medio de ciudadanos fueron habilitados para votar y comenzaron a hacerlo desde las 8, para elegir al sucesor de Macri al frente de la Jefatura de Gobierno, 30 legisladores y autoridades de las comunas.

Las primeras bocas de urna ya anticipaban una ventaja del candidato del PRO, Rodríguez Larreta, pero con incertidumbre sobre si podía alcanzar la suficiente ventaja –o más del 50 por ciento de los votos– para evitar el balotaje ante el segundo, algo que se fue diluyendo durante el escrutinio.

El primer candidato en votar fue Luis Zamora, postulante por Autodeterminación y Libertad, en una escuela del barrio de Villa Crespo, donde sostuvo que se presentó en las elecciones porque es "un militante político con convicciones".

"Estamos muy contentos porque hemos hecho una campaña con mucho esfuerzo, con desigualdad de recursos, pero con el apoyo de la población", destacó Zamora.

A media mañana, Macri aseguró que, con estos comicios, "se acerca el final de una etapa muy linda" en su vida a la que le puso "mucha pasión", en referencia al final de sus dos mandatos al frente del Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires.

"Es un momento muy especial; uno empieza a despedirse porque se acerca el final de una etapa muy linda en mi vida al que le puse mucha pasión", aseveró el líder del PRO en declaraciones formuladas a la prensa luego de votar en la Escuela Número 16 Wenceslao Posse, en Juncal 3131, en el barrio porteño de Recoleta, a donde llevó facturas para las autoridades de mesa.

Luego llegó el turno del candidato a jefe de Gobierno porteño por el Frente para la Victoria, Mariano Recalde, quien habló antes de votar en una escuela del barrio de Barracas.

"Esperemos que salga todo bien y se respete la voluntad popular. Como todas las elecciones, los compañeros están controlando que salga todo bien en el centro de cómputos", dijo Recalde al ingresar a la escuela Enet número 4 República del Líbano, ubicada en Avenida Montes de Oca 121, junto a su hija mayor, María Eva, de ocho años.

En tanto, el candidato del PRO y jefe de Gabinete de Macri, Rodríguez Larreta, concurrió a votar acompañado por su esposa Bárbara Diez y sus dos hijas, en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Más temprano, en el Café Tortoni, Rodríguez Larreta exhortó a los porteños a que "se acerquen a votar porque con las elecciones la democracia se potencia".

Allí insistió en que "la elección de la ciudad es siempre en dos partes y se define en ballotage" y dijo estar "tranquilo y con mucho entusiasmo", a la espera del resultado del comicio.

Por último, más cerca del mediodía, votó el candidato de ECO, Martín Lousteau, quien dijo que vivía el momento con "tranquilidad, después de una campaña basada en propuestas y en la que se discutieron las prioridades de la ciudad".

"Estoy tranquilo. Hemos hecho una campaña basada en propuestas y en discutir prioridades. Hoy es el mejor dí­a, en el que el ciudadano decide cómo quiere que continúe esto", afirmó Lousteau al ingresar al Children's School, ubicado en la calle Charcas 3849, de Palermo.

La última postulante a jefe de Gobierno en votar fue la candidata del Frente de Izquierda, Myriam Bregman, quien lo hizo pasado el mediodía en el colegio Don Bosco del barrio de Congreso, donde denunció ante la prensa que no tuvieron "espacios gratuitos" y destacó que su campaña "fue a fuerza militante".

Comentarios

Segui Leyendo