Debate presidencial: “No es una metáfora boxística”

Hernán Charosky, el coordinador general de Argentina Debate, brindó detalles de cómo será el encuentro del domingo. “El objetivo es que se vote más informado”, señaló
     Comentarios
     Comentarios

El domingo próximo, a las 21, Daniel Scioli (Frente para la Victoria) y Mauricio Macri (Cambiemos) se encontrarán cara a cara y protagonizarán un debate en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. Hernán Charosky, el coordinador general de Argentina Debate, la ONG que organiza el encuentro de cara al balotaje, brindó detalles de la instancia.

Scioli y Macri intercambiarán ideas durante una hora y media y el encuentro será transmitido en vivo por todos los canales de aire de alcance nacional, canales de cable de noticias y portales. Canal 3, Radio 2 y Rosario3.com, harán lo propio. Tal como ocurrió en la pasada edición, los moderadores serán Rodolfo Barilli, Luis Novaresio y Marcelo Bonelli.

En diálogo con Roberto Caferra y Almudena Munera (Radiópolis, Radio 2), Charosky explicó que “el objetivo es que el votante esté más informado, cambie o no cambie su voto, el objetivo no es modificar conductas de votos sino ayudar a un voto más informado” y remarcó: “Es una situación real en la que los candidatos se presentan sin mediación, interactúan sin mediación”.

El organizador indicó que los candidatos saben de antemano los temas de los que deberán hablar pero no así las preguntas que le hará el contrincante. A diferencia del debate anterior, “el tipo de interacción cambia porque hay más tiempo para preguntar y repreguntar”.

“La idea es que sea algo prolijo, no es una metáfora boxística.Que sea una conversación, no un ganador o un perdedor”, advirtió.

Según detalló, los ejes son: Desarrollo económico y humano, Educación e infancia, Seguridad y Derechos Humanos, Seguridad y Derechos Humanos y Fortalecimiento democrático. Cada uno expondrá y recibirá preguntas del otro “en una interacción que genera una información muy útil, con lo que se conseguirá que se salgan del guión”.

El sorteo determinó que el líder de Pro será el encargado de abrir el debate y el gobernador bonaerense tendrá la última palabra en el escenario. Charosky explicó que cada candidato tendrá dos minutos para desarrollar un tema. Transcurrido ese plazo, el que no exponga tendrá un minuto para hacerle una pregunta o un planteo. Habrá 60 segundos para la respuesta y otros dos minutos para una repregunta y una nueva réplica.

En referencia a la posibilidad de que los candidatos no se explayen más allá de sus “libretos de campaña”, ahondó: “Tendrán 12 minutos para hablar sobre un sólo tema, algo que en televisión no vimos nunca” y añadió: “Podrán sacarse de la zona de confort”.

Comentarios