Desalojo en Argentino: Mariatti lo comparó con el comedor de Pocho Lepratti

El presidente del club sostuvo que la frase que lanzó el militante social en 2001 se aplica a lo ocurrido ayer en el predio de Sorrento al 1400. “Bajen las armas, acá soló hay chicos con hambre”, parafraseó. “Se maneja con aprietes”, retrucó Seghezzo
     Comentarios
     Comentarios

El presidente del Club Argentino, Daniel Mariatti, comparó lo ocurrido este martes en el predio de Sorrento al 1400, donde agentes municipales y policías intentaron desocupar las canchas de fútbol, con la represión de 2001 en la que cayó muerto Pocho Lepratti defendiendo un comedor. “Acá se aplica el «bajen las armas, sólo hay chicos con hambre»”, sostuvo, parafraseando el grito de Lepratti que León Gieco convirtió en canción.

Para el titular del club, la forma en la que ingresaron las retroexcavadoras y oficiales “armados hasta los dientes”, revive “momentos que todos pensábamos superados”. Por su parte, el secretario de Seguridad y Convivencia Ciudadana, Pablo Seghezzo, lo volvió a acusar de promover “el patoterismo” e instigar a menores al vandalismo. Aseguró que tiene filmaciones que lo confirman. Esta mañana lo denunció penalmente. 

Mientras tanto, en el club, resisten con un acampe mínimo la desocupación y se mantenían alertas por si regresaban las maquinarias. 

“Cada chico que juega al fútbol es un problema menos de inseguridad”, opinó Mariatti en diálogo con Radiópolis, el programa que conduce Roberto Caferra por Radio 2. A su entender la intendenta Mónica Fein comete un grave error al intentar achicar este espacio que para muchos jóvenes supone, tal vez la única forma de insertarse socialmente y alejarse del delito.

En tanto para Seghezzo –que también habló con la 1230 en el programa A Diario de Alberto Lotuf y con Rosario3.com–, los argumentos de Mariatti “son falaces”. Aclaró que las tierras requeridas son apenas dos de las doce que tiene el club y que, además, pese a que están emplazados los arcos de fútbol, están ociosas. 

Advirtió, entonces, que el club puede seguir funcionando sin ningún problema en esas diez hectáreas e incluso llamó la atención que ningún polideportivo municipal es tan grande. El terreno en cuestión, y donde está planificada la segunda etapa del plan de viviendas nacional, es justamente propiedad de Nación, cedido en su momento al club hasta que llegara el momento de terminar la obra.  

Sin embargo, para el presidente de Argentino, las 46 casas que faltan bien pueden construirse en otra parte de la ciudad y el empecinamiento de la Municipalidad en situarlas allí, en realidad “tiene que ver con una mirada política de cómo se planifica la ciudad”. Así se preguntó por qué acaso los clubes con altas cuotas tienen más derechos que otros a tener grandes espacios verdes y canchas para todo tipo de deporte.

Para el funcionario municipal, no obstante, la postura de Mariatti “es mezquina y caprichosa” porque con en su renuencia a abandonar el predio pone en peligro un plan que podría darle techo a 500 familias que realmente lo necesitan. Además, volvió a apuntar contra la agresividad con la que se condujo ayer y la forma en la que manipuló a menores de edad a romper el cerco de obra de dos metros de alto. 

“Se maneja con aprietes. Viendo ésto, uno entiende por qué hay tanta violencia en el fútbol”, ponderó. 

El desalojo se intentó este martes por la mañana y durante todo el día se vivieron momentos de alta tensión; hubo incluso cruces entre funcionarios y miembros del club. Mariatti señaló que un inspector agredió a un socio y Seghezzo, acusó a su vez al propio Mariatti de agredir a un empleado municipal por la espalda por lo que esta mañana inició acciones legales.

Si bien reconoció un “cuerpo a cuerpo”, el titular del club desmintió la supuesta agresión. “Lo de Seghezzo es un problema de Seghezzo; que el secretario de Convivencia entre a un club con tanques nos trae a momentos que todos pensábamos superados”, lamentó.  

Cargando audio...

Daniel Mariatti (Radio 2)

Cargando audio...

Pablo Seghezzo (Radio 2)

Comentarios