Lo más importante

El Cemar incorpora un nuevo ecógrafo de última generación

Fue donado por la Organización Mundial de la Salud y el Centro Rosarino de Estudios Perinatales, en el marco de un estudio clave realizado aquí, en paralelo a otras 9 urbes de varios continentes
     Comentarios
     Comentarios

Mañana, jueves 23 de abril, a las 9, en el auditorio del Cemar (San Luis 2020), se formalizará la entrega de un nuevo ecógrafo para la Secretaría de Salud Pública, equipo donado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro Rosarino de Estudios Perinatales (CREP), luego de finalizar una investigación sobre el crecimiento fetal intrauterino en la ciudad de Rosario junto a un grupo de profesionales locales.

Se trata de un ecógrafo de última generación –hay unos pocos de este tipo en el país–, y posee todos los traductores que posibilitan estudios de alta complejidad, y estará a disposición de todas las mujeres embarazadas que sean asistidas por la red pública de salud de la ciudad.

La donación del equipo llega luego de la realización de un estudio que encabeza la OMS en diez localidades de diferentes países de varios continentes, entre las que se encuentra Rosario. La investigación tiene como objetivo evaluar el patrón de crecimiento del feto durante el embarazo.

Del acto participarán el secretario de Salud Pública, Leonardo Caruana, y autoridades municipales, además de representantes de las organizaciones involucradas en el trabajo realizado.

El estudio

De la investigación multicéntrica sobre el patrón de crecimiento durante el embarazo, que se realizó en paralelo en 10 países, participaron profesionales del Departamento de Ecografía del Cemar, quienes recibieron entrenamiento intensivo y realizaron las mediciones correspondientes a crecimiento fetal. Además, un grupo de nutricionistas se ocupó de la evaluación del estado de nutrición de las mujeres.

Las madres relevadas fueron derivadas de los diferentes centros de salud de la Secretaría de Salud Pública de la Municipalidad de Rosario y la gran mayoría de los nacimientos se produjeron en la Maternidad Martin, donde obstetras asistieron a las embarazadas y los recién nacidos fueron evaluados por neonatólogos.

Cada una de las ciudades participantes relevó a un mínimo de 140 mujeres, cuyo embarazo tenía una edad gestacional de entre 8 y 12 semanas y en ese momento se realizó la primera ecografía. Posteriormente, se realizaron exámenes ultrasonográficos para la medición de la biometría fetal en las semanas 14, 18, 24, 28, 32, 36 y 40 de gestación.

El control ecográfico del crecimiento fetal intrauterino, según las curvas de crecimiento derivadas principalmente de poblaciones de Estados Unidos, Canadá y Europa, se ha convertido en un componente destacado de la atención obstétrica en todo el mundo. Sin embargo, varios informes demuestran que es posible que dichas curvas no sean las adecuadas para su uso internacional debido a las posibles variaciones en los patrones de crecimiento de los fetos de diferentes grupos étnicos.

La elaboración de curvas de crecimiento fetal confiables tiene importantes implicaciones para la práctica clínica, la investigación y la salud pública, y fue reconocida como una necesidad imperiosa de investigación en la Reunión de Expertos de la OMS.

Un estándar confiable de crecimiento fetal facilitaría la identificación de las alteraciones del crecimiento intrauterino y permitiría que los clínicos supervisaran mejor los embarazos y pudieran prevenir o reducir el riesgo de morbimortalidad perinatal asociado fundamentalmente con la restricción del crecimiento intrauterino. Además, mejorar la medición de las alteraciones en el crecimiento fetal es fundamental para la salud materna, ya que estas suelen ser un signo de complicaciones padecidas por la madre.

 

Fuente: rosarionoticias.gob.ar

Comentarios

Segui Leyendo