El Método Feldenkrais

Es una alternativa formativa, basada en la biomecánica, la neurofisiología y la didáctica, que enseña a moverse de una manera diferente para sentirse mejor

     Comentarios
     Comentarios

El estar sano, ya no es la ausencia de enfermedad o de conflicto, sino poder adaptarse a los cambios que pueden ir presentándose en el día a día, tener la capacidad de resolver los problemas que el organismo enfrenta y poder una y otra vez, recuperar el equilibrio.

El Método Feldenkrais es un modelo de aprendizaje, dentro de las escuelas de educación somática, que trabaja con los movimientos funcionales conscientes. Es decir, a través de un trabajo de toma de conciencia durante el movimiento aprendemos a desarrollar nuestras capacidades y habilidades hasta el momento olvidadas en el desarrollo evolutivo o no desarrolladas.

Es un sistema pedagógico que usa el movimiento como medio de trabajo para aumentar la conciencia de uno mismo dentro de la acción. Utiliza al cuerpo y al movimiento como instrumento esencial del aprendizaje y como vía de acceso al sistema nervioso a través de lecciones de movimiento grupales o individuales dirigidas por un comando verbal o táctil.

El Método Feldenkrais es actualmente una disciplina extendida en todo el mundo. El trabajo neuromuscular es especialmente conocido por personas del ámbito de la música, la danza, el canto o el teatro, ya que las técnicas que se aplican favorecen la realización de un movimiento más eficiente y ayuda de manera muy positiva a aquéllos cuya principal herramienta de trabajo es el cuerpo. También ayuda a mejorar las condiciones de vida y la capacidad de movimiento de personas aquejadas por determinadas dolencias.

El Método Feldenkrais ofrece secuencias de movimientos específicos basados en una profunda comprensión de la leyes de la física y su influencia sobre el sistema nervioso humano y la relación de la maduración del sistema nervioso con el  sistema sensorio motriz, convirtiéndonos en curiosos observadores de nosotros mismos, dando crédito y validez a nuestras variaciones en la percepción, a la imaginación y al deseo coordinado en la acción, para transformarlas en las herramientas para el autoconocimiento y la autoconciencia.

La falta de movilidad altera la funcionalidad orgánica y la limita, le condiciona adaptaciones y compensaciones que desvirtúan el propósito inicial de la libre expresión.Su creador, Moshé Fledenkrais decía. “No sólo me interesan los cuerpos flexibles, sino las mentes flexibles”.

Las lecciones de autoconciencia a través del movimiento, contienen miles de variaciones diseñadas para enriquecer el flujo de información sensorial y propioceptiva. Según el fundador: “Las soluciones eficientes para realizar una acción emergen como consecuencia natural del proceso de exploración.”

 

Mariana Colabianchi

Lic. En Kinesiología y Fisiatría (Fisioterapeuta Acupuntora y PsicoNeuroAcupuntora.

Comentarios