El tren Rosario-Retiro cumplió con su primer viaje de prueba

Con algo de demora, la formación arribó a la ciudad a las 18.30 desde Buenos Aires. Concretó así una prueba clave de cara a la puesta en marcha del servicio regular que será el 1º de abril. “Estamos muy contentos, este era un viejo sueño”, dijo el ministro Randazzo. La tarifa será 35% más barata que la de los colectivos

     Comentarios
     Comentarios

El tren Rosario-Buenos Aires es una realidad. El viaje de prueba arribó a las 18.30 a la estación ubicada en el sur de la ciudad y fue recibido con mucha alegría (y desborde) por vecinos, militantes kirchneristas y autoridades locales.

Estaba previsto la llegada de la formación para las 17.30 pero se demoró una hora, en principio por las escalas en los distintos puntos del trayecto y los respectivos actos en cada lugar.

El último de ellos fue en San Nicolás, desde donde partió hacia la ciudad cerca de las 17.30. Antes de eso, el tren estuvo en la estación de Zárate.

​El trayecto inaugural fue encabezado por el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, y en el momento que el tren llegó a la estación Rosario sur (o Apeadero) las personas presentes traspasaron las vallas de contención y se agolparon contra la formación a la altura de la puerta del vagón 401 donde se se encontraba la comitiva oficial (ver foto).

Por su parte, las autoridades locales encabezadas por la intendenta Mónica Fein, lograron acceder a la formación por uno de los vagones traseros antes de que se desatara el descontrol general.

Pese al desborde no hubo que lamentar ningún incidente de gravedad y todo quedo en algunos empujones, gente apretujada y clima festivo. La policía que se encontraba custodiando la zona y brindando seguridad se mantuvo al margen en todo momento.  

“Estamos muy contentos, este era un viejo sueño y no sólo de los rosarinos”, dijo el ministro Randazzo al arribar a la estación ubicada en avenida San Martín al 6300. Además, adelantó que la tarifa será 35% más barata que viajar en colectivo.

El funcionario señaló que el tren Rosario-Retiro es parte de un “proceso de renovación que estamos logrando” y valoró el “esfuerzo conjunto”, en donde además de Nación y provincia “está incluida la intendenta de Rosario”. Mónica Fein también hizo mención a la gestión del ministro Randazzo y destacó el esfuerzo en conjunto de los tres partes niveles del Estado para llevar adelante la vuelta del tren a Rosario.

Randazzo afirmó que esperan vender unos 720 mil pasajes hasta fin de año y destacó que el valor del viaje hacia Retiro costará un 35% menos que el traslado en transporte automotor.

Este viernes probó la vía ascendente del tren, es decir el trayecto que viene desde Retiro a Rosario. La puesta en marcha formal será el 1º de abril pese a que las obras en la zona y en la propia estación aun se encuentran lejos de estar terminadas y en condiciones óptimas.

Según contó el periodista de Radio 2, Gustavo Poles, muchas personas se acercaron a la estación del sur de la ciudad y había un clima de alegría por el regreso del tren. Estaban presentes además miembros del gabinete municipal y legisladores provinciales y figuras políticas del ámbito local.


La inversión del Gobierno nacional en la reactivación de esa línea asciende a 2.512 millones de pesos y supone el reacondicionamiento e instalación de vías, pasos a nivel y estaciones a lo largo de casi 300 kilómetros.

El único punto que empañó una jornada de alegría y orgullo por la vuelta del tren a Rosario fue la falta de organización que no logró mantener un orden mínimo.

Lamentablemente los organizadores no estuvieron a la altura de las circunstancias y esto privo a un número importante de personas presentes, muchos de ellos familias, niños y adultos mayores, de conocer por dentro los coches del nuevo tren Rosario-Retiro.

Comentarios