Lo más importante

"En mi barrio falta", un espacio para los vecinos

Rosario crece y con ella no solo la cantidad de habitantes y las oportunidades en diferentes áreas, sino también lo complejo de llevar soluciones a cada punto de la ciudad donde los reclamos de los vecinos muchas veces parecen no ser oídos. La nueva sección de De 12 a 14 busca dar un lugar a esos pedidos.
     Comentarios
     Comentarios

Rosario cuenta en 6 distritos dentro de los cuales hay aproximadamente 7 áreas barriales en cada uno, es decir que a simple cálculo estamos hablando de al menos 42 barrios en la ciudad, esto sin sumar algunos que van emergiendo dentro de otros. El objetivo de la descentralización tuvo como fin agilizar los recursos para llegar a cubrir los reclamos de los vecinos en los diferentes puntos de la ciudad, sin embargo eso no siempre sucede...

Un ejemplo directo de esto quedó plasmado en la nueva sección de De 12 a 14, "En mi barrio falta", espacio dedicado a dar voz a los vecinos de llevan meses e incluso años buscando soluciones a problemas que afectan de manera directa su calidad de vida. Falta de pavimentos, malos desagues, baja presión de agua, pastizales sin cortar y basura que se acumula por falta de recolección, entre otros problemas.

En esta ocasión, las cámaras de El Tres llegaron hasta Pasaje La Gloria y Esperanza, una zona que "parece olvidada dentro del barrio Empalme Graneros", según quienes viven allí. En el lugar, los vecinos llevan años reclamando mejoras que no solo no llegan, sino que además muchos de los problemas empeoran día a día, como el pedido de pavimento, obra que ayudaría a evitar que se inunde la zona cuando llueve o el de la recolección de residuos, dado que desde hace 8 meses los camiones recolectores no ingresan al barrio.

A todo esto se suma el problema de la presión de agua, inconveniente compartido con muchos otros barrios de la ciudad, sin embargo aquí se torna aun peor dado que, según los vecinos "por una mala obra termina mezclada con agua del desagüe, tornándola intomable".

Por último y no menos importante es la plaza del lugar donde solo una hamaca y subeybajas en mal estado dejan sin lugar de juego a los pequeños del barrio.

En definitiva: obras inconclusas, falta de pavimento, maleza sin cortar, na plaza olvidada, residuos domiciliarios que hay que ir a dejar en contenedores de provincias unidas para que sean recolectados y muchos reclamos más, son los que unen a estos vecinos que solo piden vivir mejor. 

 

 

Comentarios

Segui Leyendo