Faltan miles de balas del arsenal militar de Fray Luis Beltrán

El robo, que sería de 26 mil municiones 9 milímetros, se detectó en el Batallón 603. Suspendieron a dos oficiales y cinco suboficiales y trasladaron las armas livianas. Rossi esquivó el tema en Radio 2 pero después lo confirmaron desde Defensa. El Ejercito lo denunció en la Justicia rosarina
     Comentarios
     Comentarios


Hernán Funes (*)

Miles de municiones calibre 9 milímetros desaparecieron del Batallón de Arsenales 603 de Fray Luis Beltrán, donde el Ejército Argentino acopia armas y balas para todas las reparticiones militares del país. El faltante se mantuvo bajo un estricto hermetismo hasta ayer, cuando el periodista Roberto Caferra le preguntó por la versión en Radiópolis (Radio 2) al ministro de Defensa, Agustín Rossi, quien dio una respuesta ambigua. Finalmente, desde el entorno del funcionario lo confirmaron.

El propio Ejército denunció el faltante ante el juez federal Nº3 de Rosario, Carlos Vera Barros. Lo hizo en diciembre pasado, cuando lo detectaron. Las fuentes consultadas en el propio ministerio, la Justicia y Gendarmería no dieron detalles de la presentación judicial y dijeron desconocer la cantidad, aunque señalaron que era una cifra "importante". Las versiones extraoficiales coinciden: serían unas 26.000 municiones.

"De Fray Luis Beltrán nunca faltó nada", dijo textualmente ayer Rossi, ante la consulta en una nota tras la marcha del 18F. Por la tarde, cuando la información era más precisa, funcionarios de su propia repartición lo admitieron y adujeron una "confusión con la fábrica" del ministro.

El Batallón "San Lorenzo" funciona en un predio ubicado entre la ruta 11 y el río Paraná, a unos 17 kilómetros de Rosario. Su fondo es lindero y apenas está separado por un alambrado perimetral del terreno de la Fábrica Militar. Si bien tienen administraciones diferentes, son dependencias hermanas: una acopia la producción de la otra.

Por el hecho ya fueron suspendidos los siete hombres afectados al cuidado de las balas. Son dos oficiales y cinco suboficiales. Además, "se tomó como medida trasladar todo el arsenal de bajo calibre y armas livianas a otra dependencia", señalaron desde Defensa. El nuevo destino no fue revelado.

Sacar y trasladar 26 mil municiones de modo clandestino requiere de una logística o una planificación importante, sólo si se empieza por el peso que tienen las cajas. En el plano de las conjeturas, pudieron hacerlo con el tiempo de modo "hormiga" o bien cargar un camión. La teoría de un movimiento por el río no tiene fuerza entre los investigadores, pero está claro que el paso por tierra sólo puede hacerse con complicidades internas para evadir las distintas barreras que separan el acopio de los accesos.

El destino de las fabricaciones robadas no podría ser otro que el mercado negro, donde todo se paga el doble. Es que, por los controles a las armerías y a los propios sujetos habilitados para portación, no podrían ingresar en el comercio legal. Entonces, bien pueden haber caído en el mundo criminal del país o del exterior. No sería nuevo: tiempo atrás secuestraron fusiles FAL en una favela de Brasil y, por su numeración, comprobaron que eran parte de un faltante anterior de Fray Luis Beltrán. 

Es que la localidad santafesina encabeza la lista de las dependencias con robos, según un informe presentado en 2012 en el Congreso por el entonces jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina. Sólo entre 2010 y 2011 se llevaron irregularmente fusiles y ametralladoras. 

Las miles de balas cuyo rastro se perdió representan un nuevo dolor de cabeza para el jefe del Ejército, César Milani. En enero, revelaron el faltante de un misil TOW 2 de una repartición de La Plata. Por el nuevo hecho, el juez Vera Barros entregó las actuaciones al fiscal Mario Gambacorta, que ya avanza con la investigación. 

Pedido de informe

Este viernes, la diputada Silvia Majdalani informó, en diálogo con Radiópolis (Radio 2) que elevará un pedido de informe al Ministerio de Defensa de la Nación a fin de que el Ejecutivo detalle la falta de armamento en distintas dependencias militares.

“Estuve con el ministro (Rossi) hace unos 10 días atrás y le pregunté por la desaparición del misil (TOW 2, un cohete con cabeza inteligente, que falta desde enero del Escuadrón de Caballería Blindado 1 de Arana en La Plata) y el ministro me comentó esto”, señaló sobre lo ocurrido en Fray Luis Beltrán.

“Hoy presento un pedido de informes para que se detalle todo el faltante desde que asumió, cómo ocurrió y en qué dependencia. También quiero saber el destino de lo robado”, manifestó.

“Es un tema preocupante”, subrayó al tiempo que cuestionó: “¿Cómo se pueden pasear con un misil que mide un metro y medio? Cuando se lo pregunté a Rossi no tuvo explicación. Ahora, las 26 mil municiones. No son hechos aislados”. 

(*) Periodista de Policiales y Judiciales de Radio 2

Cargando audio...

Silvia Majdalani (Radio 2)

Comentarios