Inseguridad y violencia: armas de fuego en las calles de Rosario

En las últimas horas la Policía secuestró, en distintos hechos, pistolas y revólveres de diversos calibres. El gobierno provincial continúa con la campaña de desarme para pacificar los barrios

     Comentarios
     Comentarios

Un informe policial da cuenta de la importante cantidad de armas de fuego que circulan en el circuito ilegal de la ciudad. En distintos operativos realizados en las últimas horas por la Policía, se secuestraron pistolas y revólveres de gran calibre y peligrosidad.

La Policía de la Unidad Regional 2 detalló que se logró sacar del mercado ilegal armas de fuego de gran peligrosidad.

En Gandy y Magallanes se produjo una gresca de magnitud. Luego de la intervención del personal policial para disuadir la pelea, se secuestró a uno de los involucrados una pistola Bersa Thunder 9 milímetros. Además se detuvo a 10 personas.

En Washington y Casiano Casas se les retuvo una pistola calibre 22 marca Bersa a dos hombres que circulaban a bordo de una moto y que intentaron darse a la fuga. Se detuvo a un joven de 21 años y a un adolescente de 16.

En Bv Segui y Ovidio Lagos, dos jóvenes en moto intentaron darse a la fuga cuando el Comando pretendió identificarlos. El que viajaba como acompañante sacó un arma y apuntó a los policías. La persecución culminó en Ocampo y Moreno cuando los dos muchachos perdieron el control de la moto y cayeron al suelo. A uno de ellos se le secuestró un revólver calibre 38.

Por último, en Cepeda entre Lamadrid y Gutiérrez un hombre de 39 años caminaba con un revolver calibre 38 cuando personal de la comisaría 11 logró darle alcance y detenerlo.

En los primeros días de este mes, el secretario de Seguridad santafesino, Gerardo Chaumont, informó que un revólver 9 mm en el mercado negro ronda los 2 mil pesos –“lo mismo que un celular”– y que incluso, por menos dinero y tiempo, se puede alquilar un arma.

En contacto con Radio 2 se refirió a los revólveres y pistolas que circulan de forma ilegal y reconoció que puede haber policías que nutran ese circuito pero aclaró que los controles a ese respecto se han reforzado para evitarlo. Descartó que detrás de la escalada de violencia haya intereses que busquen “desestabilizar al gobierno” e insistió con la importancia de la “campaña de desarme” que el gobierno provincial lleva adelante. 

Comentarios