La Cámara confirmó que el juicio por Salta 2141 será oral y público

El tribunal de alzada rechazó un recurso presentado por la defensa del gasista y ratificó que la causa por la tragedia del 6 de agosto de 2013 tendrá juicio oral; el juez decretó este jueves la reanudación del trámite

     Comentarios
     Comentarios

La Cámara de Apelaciones confirmó que el juicio por la tragedia de Salta 2141, donde murieron 22 personas, será oral y público. Así, quedó firme la resolución que tomó en noviembre el tribunal de primera instancia compuesto por Ismael Manfrín, Marisol Usandizaga y María Isabel Más Varela.

Como aquella decisión había sido apelada por la defensa del gasista Carlos García, la discusión llegó a un tribunal superior, que ahora ratificó a través del juez Guillermo Llaudet Mazza que habrá debate oral.  

En el sistema conclusional de causas, sólo excepcionalmente los juicios se realizan mediante audiencias orales. Sin embargo, aquí los jueces habían argumentado la realización con esa modalidad por el "impacto social que representó la tragedia en la sociedad". El pedido inicial había sido de los familiares de víctimas y fue formalizado por la fiscal Graciela Argüelles.

Cómo sigue

El Ministerio Público Fiscal había solicitado al juez Ismael Manfrín que se reanude el trámite de la causa, que entra en la etapa previa al juicio. El magistrado hizo lugar al pedido este mismo jueves. Entre otras cosas, debe correr traslado de la acusación a las defensas y abrir la etapa de pruebas, todas instancias previas a la audiencia de debate.

La trágica explosión por una fuga de gas en un edificio de Salta 2141, que fue el 6 de agosto de 2013, terminó con 22 personas fallecidas. Por el hecho, once personas fueron procesadas por "estrago culposo agravado" y llegarán a juicio.

Son el gasista Carlos García y su ayudante, Pablo Miño, los únicos que estuvieron detenidos. Otro gasista, José Allala, quien trabajó doce días antes del fatal desenlace y admitió que manipuló la válvula.

Por Litoral Gas hay cinco involucrados: los inspectores reclamistas Gerardo Bolaños, Guillermo Oller y Luis Curaba; su jefe, Claudio Tonucci; y la gerenta técnica de la firma, Viviana Leegstra.

La misma suerte corren los tres integrantes de la administración del edficio siniestrado, Mariela Calvillo, Norma Bauer de Calvillo y Carlos Repupilli.

Comentarios