Lo más importante

La salida transitoria vista desde la cárcel: "Todos merecemos poder cambiar"

Un preso condenado a 16 años defendió la posibilidad de tener ese beneficio y dijo que "hay un montón de chicos que salen, trabajan y vuelven". Pidió ayuda para la "reinserción social", especialmente a los empresarios
     Comentarios
     Comentarios

Mucho se habló en las últimas semanas, a partir de presos que no volvieron a la cárcel de sus salidas transitorias y cometieron graves delitos, de la necesidad de que los jueces no sean tan flexibles a la hora de otorgar este tipo de beneficios. ¿Pero cómo se ve esto del otro lado, del de adentro de los penales de la ciudad? De este tema habló un recluso que está en la Aicaldía de Jefatura, de Francia al 5200, que llamó este viernes llamó al programa Radiópolis, de Radio 2.

Norberto está preso desde hace 9 años y le faltan siete más para cumplir su condena por “abuso de armas de fuego, robo calificado y un lamentable homicidio”. Tuvo salidas transitorias, pero ya no, por la aparición de otra causa. Le gustaría volver a tenerlas.

“Es complicado no volver. No se puede dormir, ni estar tranquilo, ni vivir tranquilo. La mente te acusa. Te carcomen los malos pensamientos. No podés vivir una vida atormentado y perseguido”, afirmó.

Para Norberto, si un preso con salida transitoria permanece afuera es porque alguien “lo está bancando”. “A veces ni tu misma familia te quiete tener. Para nada estaría de acuerdo mi familia con eso”, explicó.

Y agregó: “Llevo 9 años detenido, que no puedo llevar a mis hijos al colegio. Uno sufre. Jamás en las salidas transitorias cometí ni un hecho menor”.

Norberto dijo que “hay un montó de chicos que salen, trabajan y después vuelven. Yo les digo que traten de buscar un laburo”. Y pidió que los ayuden a la “reinserción social”, especialmente los empresarios a la hora de dar trabajo.

“Todos merecemos la oportunidad de cambiar”, enfatizó.

En ese sentido, si bien dijo que es muy duro estar en la cárcel, valoró que da la posibilidad de formarse.

“La cárcel te da la posibilidad de estudiar y capacitarte. En Coronda terminé la primaria. Entré con 23 años, hoy tengo 32”, afirmó.

Norberto no tiene salidas transitorias pero igual trabaja, como carnicero de la cárcel.

Cargando audio...

Norberto se comunicó desde la cárcel y opinó sobre las salidas transitorias ()

Comentarios

Segui Leyendo