“Las mujeres se esconden porque la Justicia no les da amparo”

Desde Mujeres de Negro, Eva Domínguez, pide justicia por Vanesa, su cuñada quien en 2010 murió incendiada en la habitación junto a su marido. “Hay muchas mujeres en peligro”, señaló
     Comentarios
     Comentarios

El 29 de junio de 2010, Vanesa Soledad Celma tenía 27 años, un hijo de 5 y un embarazo de 8 meses, cuando salió envuelta en llamas del dormitorio en el que estaba con su marido, Omar Díaz. Sufrió quemaduras gravísimas pero pudo dar a luz a su hija. Tras 4 meses, murió. La causa judicial fue caratulada desde un comienzo como “incendio”, con la teoría de que ella se inmoló. Sin embargo, su familia sostiene que fue asesinada por su marido.

Desde entonces, su cuñada Eva Domínguez encabeza una lucha, desde la organización Mujeres de Negro, para que se investigue el caso desde una perspectiva de género y considerando que existía violencia de género en ese hogar. “A Vane yo la vi nacer y la vi morir”, señaló en Radiópolis (Radio 2) a los periodistas Roberto Caferra y Almudena Munera y agrega: “Valió la pena”.

“En el caso de Vanesa pedimos a la justicia que investigue, que no fue un accidente, le pedimos que tenga una mirada de género”, indicó y lamentó que este poder no tiene aún esa perspectiva. “Es un problema social y cultural hasta lograr el cambio, hasta fortalecer, ver las herramientas, ver dónde tienen que recurrir pasa un tiempo. Nosotros acompañamos, a veces las mujeres se alejan porque les cuesta. Pero la decisión es de la víctima”, sostuvo.

Para Eva, este momento es crucial y se origina cuando “se pierde el miedo, cuando se concientiza sobre las herramientas, cuando se entiende que no está mal salir de eso”. Luego, advirtió que el proceso también se complica porque hay un prejuicio cultural sobre la problemática.

Desde Mujeres en Negro, al igual que el resto de las organizaciones que trabajan por los derechos de las mujeres, remarcaron que existe desprotección de parte del Estado con las víctimas. “Las mujeres se esconden porque la Justicia no les da amparo. No sabemos hasta dónde está el peligro de la mujer cuando se le pide una y otra vez que denuncie y las órdenes de restricción no se cumplen”, señaló.

“Vanesa creyó que lo iba a cambiar (al marido), estaba embarazada, pensó que un hijo nuevo iba a fortalecer la pareja pero le costó la vida”, manifestó. “Jamás pensé en algo así y pasó al lado mío. Fue una atrocidad que nos tocó vivir”, terminó.  

Cargando audio...

Eva Domínguez (Radio 2)

Comentarios