Le robaron, intentaron secuestrar a su hija y le dieron una paliza

La víctima relató a El Tres que sólo llevaba dinero para comprar milanesas en un comercio de Fisherton. Dos motochorros la abordaron, le sacaron la plata y quisieron llevarse a su nena de un año y 10 meses. Además, la golpearon salvajemente en su rostro y ahora ve "nublado" con su ojo derecho
     Comentarios
     Comentarios

Una mujer denunció que fue abordada en la tarde de este miércoles en Fisherton por dos motochorros que, al notar que solamente tenía poco dinero, intentaron secuestrar a su hija de un año y 10 meses. La víctima recibió numerosos golpes pero logró quedarse con su pequeña. "No podés salir de casa con el celular ni con plata, ahora no podés tampoco con tu nena", disparó.

En diálogo con el periodista de De 12 a 14 (El Tres) Pedro Levy, Mariel contó que fue con su hija a comprar milanesas cerca de las 15 cuando fue interceptada en Santa Fe entre Sánchez de Loria y Kay por dos ladrones. "Cuando los vi venir, alcé a mi nena. Me pidieron plata y el celular. Les di lo que tenía de dinero y les dije que no llevaba el teléfono. Entonces el que quedó en la moto le dijo al otro: «Agarrá a la piba»", comentó.

Siempre según el relato de la mujer, el delincuente tomó a su hija de los hombros y quiso subirla a la moto. "Yo la tomé de las piernas y empezamos a forcejear hasta que a él se le resbaló y ella cayó al piso. Ahí la alejé y fue ahí donde comenzó a pegarme; hice fuerzas para no caerme al suelo. De la manera que me pegaba era para hacerme desmayar", añadió.

Mariel señaló que empezó a pedir ayuda a los gritos cuando le pegaban en su rostro, que está visiblemente moretoneado, y los ladrones se dieron a la fuga. "Tenés que tener cuidado de no llevar celular, la plata; ahora también de llevar a tu nena. Hacés la denuncia y queda todo en la nada", apuntó.

La víctima explicó que iba a realizarse un estudio para verificar si sufrió alguna "fisura" cerca del pómulo. También agregó que ve "nublado" en el ojo derecho, que es el afectado.

"Yo ahora no quiero hacer más los mandados", concluyó.

Comentarios