Lo más importante

Los sectores de Rosario reforzados con patrullajes de la Federal

Desde la fuerza precisaron cuáles son los barrios donde ya se desempeñan los agentes que llegaron en las últimas horas. Son comandados de una base instalada en la ciudad y en coordinación con la fuerza provincial. El tiempo de permanencia, una incógnita

     Comentarios
     Comentarios

Completado el arribo de los 700 policías federales asignados a reforzar la seguridad en Rosario, desde la fuerza precisaron este lunes cuáles son los sectores donde ya comenzaron los patrullajes.

El vocero de la Policía Federal Argentina (PFA), Fernando Sostre, informó a la prensa que el plan es “recorrer, con la modalidad de cuadrículas, sectores que son visualizados desde un centro de comando armado en la delegación local”, con sede en calle 9 de Julio 233.

Detalló que las zonas especialmente vigiladas a partir de este nuevo despliegue son las de la Terminal de Ómnibus, Costa Alta, La Florida, Arroyito, República de la Sexta (sobre todo el sector de la Siberia), Belgrano (Cuatro Plazas) y Azcuénaga.

Señaló que son áreas donde “el mapa del delito” rosarino revela “un incremento de delitos contra la propiedad”, es decir que no se trata de los barrios más calientes de la ciudad en relación a homicidios y al narcotráfico, sino a lugares muy concurridos o frecuentemente afectados por robos y asaltos.

En ese sentido, además, Sostre explicó que al cubrir un determinado sector con alguna de las fuerzas de seguridad, “el delito va mutando a otros sectores y por eso es necesario ampliar la prevención allí”.

Los federales trabajan en coordinación con la policía local, Gendarmería y Prefectura. (archivo Télam)

 

Destacó la tecnología con la que están provistos los patrulleros de la Federal –desde el fin de semana llegaron otros 40– y dijo que son monitoreados a través de un sistema de “geocomando”, que permite conocer la ubicación de cada vehículo policial para organizar operativos ante alguna urgencia.

El vocero de la PFA aclaró que las tareas de los uniformados que se desempeñan en Rosario son coordinadas con el Ministerio de Seguridad de la provincia, a través de la Policía de Santa Fe, que por su parte sigue a cargo de la atención del sistema de emergencias 911.

Esta conjunción, subrayó, permite “una vinculación inmediata para trabajar en conjunto” ante determinadas circunstancias que requieren la intervención policial.

En otro orden, el funcionario policial dijo desconocer cuál será la permanencia del refuerzo de federales en Rosario. “Cuándo termina, realmente no lo sabemos”, aseguró.

En total son 700 agentes los que se sumaron a las tareas de seguridad con 40 móviles blindados en 360 grados. Llegaron durante el fin de semana, como resultado del acuerdo entre el gobernador Antonio Bonfatti y la Secretaría de Seguridad nacional. El flamante jefe de la Unidad Regional II, Marcelo Villanúa, explicó que los federales trabajarán en coordinación con la policía local, Gendarmería y Prefectura, cada fuerza en una zona distinta de la ciudad. 

Comentarios

Segui Leyendo