Lo más importante

Melincué: juzgarán a imputados por facilitar y explotar la prostitución

De los tres implicados, dos eran propietarios de un bar nocturno que era usado para cometer el delito; el otro es titular del inmueble. El juicio empezará el lunes y se podría extender hasta el 26 de junio

     Comentarios
     Comentarios

Tres hombres mayores de edad comenzarán a ser juzgados a partir del próximo lunes por el delito de facilitamiento y explotación económica de la prostitución, agravado porque una de las víctimas era menor de edad. Los tres imputados, cuyas iniciales son G.L.; G.P.; y M.B. llegan al juicio oral y público a raíz de la investigación realizada por la Unidad Fiscal Melincué, a cargo del fiscal Matías Merlo.

El tribunal que juzgará a las tres personas estará compuestos por los jueces de Venado Tuerto, Jorge Jaúregui, Benjamín Révori y Silvina Marinucci y está previsto que el juicio se extienda hasta el viernes 26 de junio, y se estima que en la primera semana de julio –antes de la feria judicial de invierno– se dará a conocer la sentencia.

Dos de los imputados eran propietarios del bar nocturno El Encuentro que funcionaba en Melincué y era el lugar donde se cometía el delito. En tanto, el tercer implicado era el propietario del inmueble. Las penas solicitadas por el fiscal Merlo son de 18 años y seis meses para G.L.; 17 años para G.P.; y tres años y ochos meses para M.B.

En la investigación había un cuarto imputado, identificado como Luis Biscarra, quien ya fue condenado en un juicio abreviado que acordaron su abogado defensor, Lionel Corti. Este hombre había prestado colaboración en el bar El Nocturno hasta septiembre de 2013. La condena es a tres años de prisión de ejecución condicional por el delito de facilitamiento y explotación económica de la prostitución, en calidad de partícipe secundario.

En el juicio está previsto que declaren unos 70 testigos. Y el fiscal del caso pidió el decomiso del inmueble donde funcionaba el cabaret; incautar otros inmuebles de la propiedad de G.L. donde eran alojadas las mujeres y que eran usados como privados; el secuestro de vehículos que se utilizaban para transportarlas y unos 140 mil pesos que, según solicitó la Fiscalía, sean destinados a programas de asistencia para mujeres víctimas de delitos de facilitacimiento y explotación económica de la prostitución.

G.L. también está imputado por el delito de lavado de activos y, a pesar de que es un delito de jurisdicción federal, se hicieron presentaciones para que se considere la explotación sexual como un ilícito precedente. Como la justicia falló a favor del pedido, G.L. será juzgado en otro juicio con fecha a confirmar por delito de lavado de activos en el ámbito provincial.

Comentarios

Segui Leyendo