“No es reforma, es ajuste”: masiva marcha de las CTA y gremios de la CGT

El bancario Sergio Palazzo advirtió que los legisladores de la oposición que voten a favor del proyecto laboral “estarán traicionando sus propias convicciones” y señaló que “en la campaña este gobierno prometió lo contrario”. También hablaron Yasky, Micheli y Pablo Moyano

     Comentarios
     Comentarios

Distintos sectores sindicales, entre ellos las dos CTA, la Corriente Federal y Camioneros de Pablo Moyano (en la CGT), realizaron un masivo acto este miércoles junto a movimientos sociales contra la reforma laboral presentada por el gobierno nacional y denunciaron que el proyecto esconde un “plan de ajuste”.

Frente al Congreso de la Nación y ante unas 200 mil personas, según los organizadores, hubo cuatro oradores desde las 15 y con críticas a la gestión de Mauricio Macri, a la cúpula de la CGT -que consensuó un texto- y advertencias a los legisladores de la oposición.

Hugo Yasky, titular de la CTA de los Trabajadores, aseguró que Cambiemos quiere "un país sin sindicatos". "Los grandes, los cagadores seriales, los que se llevan la plata a los paraísos fiscales, los parásitos. Esos son los que quieren esta reforma", agregó.

Pablo Micheli, de la CTA Autónoma, pidió “tirar a la basura esos proyectos de reforma porque atrasan 100 años a la Argentina”. Pablo Moyano, el camionero hijo de Hugo, ex titular de la CGT, consideró que "cada vez que gana un gobierno neoliberal, ataca los derechos de los trabajadores".

"Esta unidad que se ha hecho acá, va a continuar. Les vamos a dar pelea cada vez que ataquen a los trabajadores", añadió Moyano.

El cierre fue de Sergio Palazzo, titular de La Bancaria y de la Corriente Federal, quien pidió “baste de ajuste, basta de miseria” y de “ajustar a los trabajadores”. Recordó que “en la campaña este gobierno prometió lo contrario a lo que hace: dijo que los trabajadores no íbamos a perder nada y con estas leyes nos hacen perder derechos y a los jubilados, dignidad”.

“Que íbamos a dejar de pagar ganancias y los que dejan de pagar impuestos son los ricos mientras nosotros cada vez pagamos más ganancias. Que iba a unir a los argentinos pero ha creado la brecha más grande y profunda que es entre los que pueden comer y los que no pueden comer”, continuó el bancario.

Palazzo se refirió a “los que se dicen opositores” y advirtió a quienes están dispuestos apoyar las reformas laboral, previsional e impositiva (hizo hincapié en la primera) que “están traicionando sus propias convicciones”. El propio Yasky prometió dar los nombres y publicar las fotos de quienes cometerían esa “traición”.

“No queremos ser cómplices de la derecha que perjudica a los trabajadores”, sintetizó sobre el cierre, cerca de las 16, y habló de sostener la unidad y el plan lucha.

La marcha bajo el lema "No es reforma, es ajuste" estuvo acompañada también por movimientos sociales como la Ctep, la Corriente Clasista Combativa y Barrios de Pie.


 


 

Comentarios