Pasen y lean: la Biblioteca Vigil por dentro

Surgida en la década del 50 a partir de un grupo de vecinos de la zona sur, silenciada desde 1977 por la última dictadura militar y reinaugurada en 2014, "La Vigil" es mucho más que libros. Desde su origen fue una apuesta cultural y colectiva
     Comentarios
     Comentarios

clubdelectura@rosario3.com

 

En Alem al 3000, en la zona sur de Rosario, funciona “La Vigil”. Dos palabras que identifican a una de las 26 bibliotecas populares de la ciudad, pero que remiten a una movida cultural colectiva que excede los libros.

La historia de “la biblio” se remonta a la década del 50 cuando un grupo de jóvenes propuso a la vecinal del barrio –entonces llamado Tablada y Villa Manuelita– la creación de una biblioteca. Por voto, la bautizaron Constancio C. Vigil, famoso escritor uruguayo de la época.

Pronto dejaron solo de prestar libros y comenzaron a funcionar talleres de pintura, poesía y dibujo. Había que financiarse y nació la famosa rifa, para solventar los gastos de funcionamiento. El crecimiento fue exponencial.

En la década del 60 surgieron el jardín de infantes, el Servicio Bibliotecario, la Editorial, el Museo de Ciencias Naturales, el Observatorio Astronómico, la Universidad Popular, un Centro Recreativo, Cultural y Deportivo, la Caja de Ayuda Mutua, la Guardería y el Centro Materno Infantil. Luego llegaría el turno de las escuelas primaria y secundaria, ambas de carácter gratuito.

Y más tarde, el golpe que silenció tanta cultura colectiva y dejó inconclusa la sala Saulo Benavente, el nuevo proyecto que tenían entre mano los vecinos. 

El 25 de febrero de 1977 la institución fue intervenida por la dictadura militar y ocho integrantes de su comisión directiva fueron secuestrados y torturados en el centro clandestino de detención “El Pozo”, dependiente del servicio de informaciones de la Jefatura de Policía de Rosario. Gran parte de la colección se perdió, la mayoría de los libros fueron destruidos, otros perduraron escondidos.

El 26 de junio de 2013 el gobierno provincial restituyó a la comisión directiva el edificio histórico de Alem 3078 y el de Gaboto 450 donde funciona la administración, se dictan los talleres y está ubicada la sala Saulo Benavente (hoy Teatro Vigil, Alem 3084). Al año siguiente, la biblioteca volvió a abrir sus puertas. Pasen y lean.

Datos útiles

La biblioteca está abierta de lunes a viernes de 14 a 20 y los sábados de 10 a 13. Cualquiera puede consultar un libro en la sala pero si te lo querés llevar a tu casa te tenés que hacer socio. Para eso acercate en los horarios señalados al edificio de Gaboto 450, donde funciona la administración, con tu DNI, una fotocopia del DNI, una factura pagada de un impuesto o servicio también con copia, 15 pesos para el carné y 50 para pagar la primera cuota. Además de sacar libros, vas a poder acceder a todos los otros servicios y actividades que propone La Vigil.

Cualquier consulta podés contactarte con la biblio vía mail (consultas@bibliotecavigil.org.ar) o por teléfono a los siguientes números:  481 9335 - 481 1149 - 152 434 500, siempre de 16 a 20. El teléfono del teatro es 481 0143. Tené en cuenta que La Vigil tiene muchas actividades por semana así que estate atentx a sus publicaciones en las redes sociales: BibliotecaVigil en Twitter y la_vigil en Instagram.

 

 

Para conocer más sobre la historia de La Vigil te recomendamos el libro "El caso Vigil. Historia sociocultural política y educativa de la Biblioteca Vigil (1933-1981)", de Natalia García.

Y si te quedaste con ganas de más, descubrí otras bibliotecas que visitó el Club de Lectura de Rosario3.com haciendo click acá.

Comentarios