Proponen un Registro de Bicicletas para evitar la venta de rodados robados

El concejal Martín Rosúa planteó confeccionar un sitio web donde se pueda denunciar robos o pérdidas y marcar cada unidad con un dispositivo que impida su comercio ilegal de ser sustraída
     Comentarios
     Comentarios

Entre otros temas, los concejales debatían estos días un proyecto del concejal radical Martín Rosúa que busca incorporar tecnología para la seguridad de los ciclistas. Su intención es confeccionar un Registro Único de Bicicletas que funcionar como un sitio web dependiente del Ente de la Movilidad y permita denunciar robos o pérdidas. Además, propuso que cada rodado lleve una marca que evite, de ser robada, su comercio ilegal.

“Rosario actualmente ostenta el mayor índice de viajes en bicicleta de América Latina y Caribe, 5,3 por ciento, según un informe emitido por el Banco Interamericano de Desarrollo. Esto hace que debamos preocuparnos no solamente por el correcto funcionamiento de las mismas, con ordenanzas como las bicisendas, o las bicicletas públicas, sino también de la seguridad de quienes las conducen”, llamó la atención el edil.

El “kit de marcación” es una de esas herramientas que pueden aportar seguridad a los ciclistas. Se trata de una calcomanía identificatoria que, en caso de ser sustraída, deja una marca indeleble que podrá ser leída con luz ultravioleta para poder identificar todas las bicicletas registradas.

Entonces, quien la haya robado e intente venderla quedará en evidencia ya que se podrá identificar con un simple paso.

Esta misma calcomanía –apuntó Rosúa– ya funciona con mucho éxito en distintas ciudades de España y otros países de Europa y no solamente ha permitido recuperar unidades perdidas sino que, además, ha menguado la cantidad de robos de bicicletas, que hoy se han convertido en un blanco atractivo para la delincuencia.

A principios de mayo un grupo de triatlonistas se mostraron preocupados por la ola de robo a sus costosas bicicletas. En grupo se acercaron al Palacio Vasallo para plantear su alarma; sostuvieron en aquel entonces que cuando entrenan bajo el puente Rosario-Victora los ladrones aprovechan su velocidad para derribarlos y huir con sus rodados, muchos de los cuales cuestan entre 4 y 5 mil dólares ya se tratan de bicicletas fabricadas con materiales especiales, casi todos importados. 

Comentarios