Rechazaron el juicio abreviado por el crimen de Demarre

El juez de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Daniel Acosta, señaló que es “inadmisible” el pedido de la defensa y de los fiscales de habilitar un acuerdo sobre el homicidio del bolichero. Los abogados de los tres acusados tienen diez días hábiles para apelar
     Comentarios
     Comentarios

El juez de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Daniel Acosta, rechazó este miércoles el juicio abreviado a Guille Cantero y sus dos lugartenientes, Emanuel Chamorro y Leandro Vilches, por el homicidio de Diego Demarre, el encargado del boliche donde asesinaron a Claudio “Pájaro” Cantero. Guille, Chamorro y Vilches buscaban llegar a un acuerdo como lo hicieron con los cargos por asociación ilícita y así atenuar sus penas. El magistrado indicó que esto es "inadmisible". 

El acuerdo por el caso Demarre fue anulado a finales de julio por los jueces de Sentencia José Luis Mascali, Edgardo Fertita y Julio Kesuani por considerar que faltó por parte de los fiscales la debida "fundamentación" del cambio de imputación de “homicidio calificado” a “partícipes secundarios” que atenuaría las penas. 

Sin embargo, uno de los abogados de los acusados, Adrián Martínez, no descartó –consultado por Rosario3.com– que puedan refundamentar el juicio abreviado o bien recurrir a la Corte Suprema provincial. A partir de este miércoles, tienen diez días para formular sus presentaciones. 

No obstante, apuntó: "Para nosotros el abreviado estaba bien fundamentado. Es más, decimos que los acuerdos entre partes no tienen que estar fundamentados. El juez se excedió en la petición nuestra y resolvió cuestiones que no estaban a su alcance. Si no estaba de acuerdo debería haber reenviado el caso al tribunal inferior, no debería haber resuelto él".

Con el abreviado, “Guille” Cantero y los otros jóvenes acusados intentaban reducir sus sentencias a nueve años: cinco por asociación ilícita y cuatro por la participación secundaria en el crimen. Pero esa última parte es la que no se admitió en julio y se volvió a rechazar este miércoles. Y así, los tres acusados continúan imputados por homicidio calificado, un delito que prevé prisión perpetua. 

Diego "Tarta" Demarre era el encargado del boliche frente al que mataron al "Pájaro" Cantero. Fue asesinado el día después del hecho y se supone, según la investigación, que la banda Los Monos lo hizo por venganza. 

Comentarios