Rendimiento académico: Aulas virtuales vs aulas tradicionales

Una investigación realizada en Estados Unidos asegura que el rendimiento académico es significativamente más bajo en matemáticas y en lectura en las aulas virtuales en comparación con el de las escuelas convencionales
     Comentarios
     Comentarios

Una investigación a gran escala, que analizó 17 estados de Estados Unidos con "escuelas chárter" - que utilizan internet como principal herramienta-, asegura que "el rendimiento académico es significativamente más bajo en matemáticas y en lectura" en estas aulas virtuales, en comparación con el de las escuelas convencionales. Además, el primer gran estudio sobre este fenómeno, asegura que el aprendizaje de los alumnos "no es tan efectivo" con este sistema.

Según la investigación, desarrollada por la Universidad de Washington, la Stanford University y la Mathematica Policy Research, los alumnos que aprenden en aulas virtuales se retrasan mucho con respecto a sus homólogos que van a clase. En matemáticas, el resultado es el mismo que si los niños hubieran perdido un año entero de colegio. 

Las escuelas por internet son relativamente pequeñas en número de alumnos. Aún así, la idea de la educación virtual ha crecido muy rápidamente, y se considera una potencial alternativa a los colegios convencionales.

Hoy en día hay cerca de 200.000 alumnos registrados en escuelas chárter online en EE.UU, de acuerdo con la investigación. Y, entre 2012 y 2013, había cerca de 65.000.  Las escuelas online no tienen límites físicos y pueden crecer rápidamente. De hecho, una escuela en Pensilvania llegó a matricular a más de 10.000 alumnos a jornada completa. 

Estas escuelas por internet, también conocidas como "virtuales" o "cibernéticas" se definen por un sistema en el que casi todo se enseña por internet. No funcionan como clases adicionales a aquellas con maestro y pizarra, sino como una alternativa para no atender a las clases presenciales.

Sin embargo, las nuevas conclusiones sobre su bajo rendimiento cuestionan este sistema de aprendizaje. El estudio concluyó, quizá como era de esperarse, que había mucho menos contacto con los profesores en los colegios virtuales. Los alumnos que van a la escuela de pupitres y ladrillos pasan, de media, el mismo tiempo con el profesor a diario que los que asisten a la "escuela virtual" pasan en una semana.

Las escuelas por internet confían mucho más en que los estudiantes gestionen su propio aprendizaje y determinen el ritmo al que avanzan. Pero el mayor problema que identificaron los investigadores fue la dificultad a la hora de que los alumnos se concentren en su trabajo.

El Centro para la Reinvención de la Educación Pública de la Universidad de Washington sugirió que estas conclusiones "demuestran la necesidad de una mejor regulación de estas escuelas".

Fuente: BBC

Comentarios