Se queda el fresco, se van las nubes

Con el paso de las horas, el cielo dejó atrás el gris. Por la ventana entran los rayos del sol y la posibilidad de nuevas lluvias se desvanece

 

     Comentarios
     Comentarios

El martes cambia de color. A medida que avanza el día, el cielo deja el gris para hacerse más y más celeste. Por la ventana, se asoma un sol fuerte que trae algo de calidez al aire fresco de este otoño inesperado.

Aunque amaneció cubierto de nubes, con viento y ganas de lluvia, este martes de enero parece cambiar radicalmente. Las nubes se corrieron y el sol gana terreno. El aire fresquito sigue soplando.

Sin embrago, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) mantiene su probabilidad de tormentas. Según el informe, se podrían desatar lluvias en la región.  

Comentarios