Secuestraron 102 kilos de cocaína en un control en ruta

El procedimiento fue realizado por personal de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones en el norte provincial. Hay dos personas detenidas y el valor de la mercadería llega a los 10 millones de pesos

     Comentarios
     Comentarios

La Secretaría de Prevención e Investigación de Delitos Complejos informó que ayer por la tarde fueron secuestrados 102 kilos de cocaína en Tostado.

El director provincial de Formación, Coordinación y Comunicación, José Felice, indicó en contacto con los medios de comunicación que "esto se enmarca en las directivas de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones de la Secretaría de Delitos Complejos en diferentes estrategias en el abordaje del narcotráfico, entre las que se encuentra el control en ruta".

Luego, Felice agregó que "en este caso en particular se trató de un control que se venía realizando desde ayer a la tarde y que se había dispuesto con anterioridad. El resultado es una muestra más del compromiso que tiene el Gobierno de Santa Fe respecto al abordaje del narcotráfico".

El procedimiento fue realizado por personal de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones (DGPCA) en el cruce de las rutas provincial Nº 2 y nacional Nº 95.

Allí se detuvo la marcha de varios vehículos entre los que se encontraba una pick up. Del diálogo con sus ocupantes surgieron sospechas y se requisó el rodado luego de las correspondientes consultas con la justifica federal.

En un doble fondo que tenía la caja del vehículo y de los laterales de la misma se secuestraron 99 panes de cocaína que rondaron los 102 kilos de peso. También se incautaron celulares, chips, 2.327 pesos en efectivos, dinero procedente de Bolivia, entre otros elementos y documentación de interés para la causa.

Por el hecho fueron detenidos el conductor del vehículo y su acompañante, de 46 y 49 años respectivamente y quienes son oriundos de Salta.

El responsable de la DGPCA, Sergio Gorosito, al ser consultado sobre el posible destino de la droga señaló que "eso es materia de investigación, se está trabajando y reuniendo todos los elementos que van a ser evaluados y servirán para profundizar la investigación".

El material secuestrado tendría un valor cercano a los 10 millones de pesos, el cual podría duplicarse o triplicarse según el estiramiento al que podría haber sido sometida la droga de si hubiese llegado al mercado.

El procedimiento fue realizado por personal de la Brigada Operativa Departamental Nº 12, con colaboración de la Unidad Regional Nº 12.

Interviene el juzgado federal de Rafaela, a cargo del Dr. Miguel Abasolo y la fiscalía federal a cargo del Dr. Claudio Kishimoto. 

Comentarios