Segundo asalto a mano armada a un colegio en el mismo día

Al robo en el instituto Madre Cabrini se sumó otro en el Complejo Educativo Alberdi. Un delincuente armado, que actuó con la complicidad de otro que lo esperaba en moto, se llevó dinero en efectivo

     Comentarios
     Comentarios

Este viernes se registraron dos robos a colegios, que preocupan a la comunidad educativa. Al asalto de este viernes por la mañana en el instituto Madre Cabrini de Cochabamba al 600, se sumó pasado el mediodía el ocurrido en el Complejo Educativo Alberdi, de bulevar Rondeau 1450. En ambos casos los delincuentes actuaron armados y se llevaron dinero en efectivo.

Según el relato del periodista de Radio 2, Hernán Funes, cerca de las 12.30, un hombre ingresó al colegio de zona norte portando un arma de fuego. Afuera lo esperaba un cómplice a bordo de una motocicleta listo para escapar.

El ladrón llegó caminando y luego de amenazar a una empleada administrativa logró llevarse unos 5 mil pesos en efectivo.

No hubo personas lesionadas y el procedimiento quedó a cargo de la comisaría 10ª por razones de jurisdicción.

Docentes y autoridades educativas mostraron su preocupación, ya que advierten que los delincuentes están especulando con el pago de cuotas a esta altura del mes y aprovechan para cometer asaltos.

A la mañana, en el Madre Cabrini

Un asalto a mano armada contra el colegio Madre Cabrini tuvo lugar esta mañana. Al menos dos hombres ingresaron al inmueble y se llevaron dinero. Afortunadamente, los alumnos no advirtieron la situación.

El periodista Hernán Funes informó en A Diario (Radio 2) que este viernes, dos hombres llegaron en moto a la escuela ubicada en Cochabamba al 600.

Uno de ellos, al menos, portaba un arma de fuego. Fueron hacia la administración y tras reducir a un empleado, se hicieron de 5 mil pesos y cheques y huyeron.

El caso era investigado por la seccional 4ª. No es la primera vez que el colegio es blanco de la inseguridad. Durante las vacaciones de invierno sufrieron un escruche en el que robaron computadoras, grabadores y dinero.

Comentarios