Lo más importante

Sukerman propone remodelar y techar el anfiteatro Municipal

El precandidato a intendente aseguró que en caso de resultar electo emprenderá obras de modernización de ese “espacio cultural emblemático de la ciudad abandonado por el oficialismo"

     Comentarios
     Comentarios

El precandidato a intendente por el Frente Justicialista para la Victoria anunció que en caso de asumir la jefatura del Palacio de los Leones, encarará la remodelación del Anfiteatro Municipal Humberto de Nito. La iniciativa apunta a "la revalorización de un espacio cultural emblemático de la ciudad que ha sido abandonado por el oficialismo". La propuesta incluye la incorporación de una cubierta móvil en toda la superficie, lo que permitirá la realización de espectáculos en jornadas lluviosas o con baja temperatura, y aumentará la calidad sonora.

"El deterioro del Anfiteatro Humberto de Nito constituye una muestra más del abandono ejercido por el Estado Municipal durante los últimos años. Es inadmisible que un sitio alegórico para la cultura local y de una inmejorable ubicación, en las barrancas del río, presente señales de descuido, que bien podrían revertirse con voluntad de gestión", dijo el abogado constitucionalista y ex jefe de Ansés, Roberto Sukerman.

Además del techado móvil, que irá acompañado de sistemas acústicos, los ejes de la propuesta se basan en el aumento de la capacidad actual y optimización de las gradas, el mejoramiento de los lugares de servicios, la construcción de un nuevo sector con salas de ensayo para usos múltiples y la reforma del bar Anfiteatro, que circunda el predio. El proyecto establece que el municipio realice conjuntamente con el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Santa Fe un “Concurso de Ideas” con miras a la ejecución de las obras.

"En materia cultural, como en otras esferas, asistimos a una ausencia de iniciativas por parte de la intendencia –afirmó el edil–. El propio Sindicato de Músicos de Rosario lleva adelante desde hace tiempo diversos reclamos, que fueron elevados ante el Parlamento local y frente a otras autoridades municipales. Año a año, sus miembros realizan relevamientos fotográficos que dan cuenta de la condición de dejadez del anfiteatro", precisó Sukerman.

"En 2009, la organización sindical puso en marcha la campaña «Salvemos al Anfi», mediante la captura de fotografías que reflejaban la falta de mantenimiento del histórico escenario. En su momento se ejecutaron algunas reparaciones que a las claras no fueron suficientes dado que el espacio sucumbió nuevamente en un estado desgaste por la desidia de las autoridades", continuó.

Finalmente Sukerman explicó que “las políticas públicas de difusión y promoción de las actividades culturales son fundamentales para el desarrollo de la ciudad, dado que aportan a la configuración de la identidad de la ciudad”.

“En Rosario, los sucesivos gobiernos socialistas se encargaron de destruir la subjetividad colectiva de los ciudadanos. Nosotros vamos a recuperar el orgullo de ser rosarinos. La reconversión del anfiteatro implica dar un paso en esa dirección", anticipó el edil.

Comentarios

Segui Leyendo