Lo más importante

Tráfico de bebés: apuntan a una clínica de Casilda

Descartado que los mellizos desaparecidos hayan nacido en el policlínico Eva Perón, como le habían asegurado a la madre, la fiscal que tiene el caso sigue ahora la pista de un sanatorio privado. Aún no hay imputados
     Comentarios
     Comentarios

El caso de los mellizos desaparecidos al nacer en Zavalla conmocionó la ciudad a poco más de 20 kilómetros de Rosario. Pero sus implicancias llegarían bastante más lejos. La fiscal Lorena Aronne encabezó el jueves un allanamiento en un clínica privada de Casilda donde se presume que trabaja el médico que asistió a la mujer en el parto en una casa particular. La víctima había sostenido en un principio que sus hijos nacieron muertos en el policlínico Eva Perón de Granadero Baigorria y luego reconoció que los tuvo en la vivienda de una pareja que llegó a hacerle una oferta por ellos. “Me los sacaron y yo quiero que me los devuelvan”, remarcó.

Según publicó Rosario12, la mujer de 38 años contó que semanas antes del alumbramiento, el 13 de julio, un hombre y una mujer se le acercaron para ofrecerle ayuda. Dijeron pertenecer a Cáritas. Sabían de sus pocos recursos económicos y de sus otros cinco hijos. La visitaron varias veces con un profesional que siguió sus últimos días de gestación.

Ese es el médico que Aronne rastreó en Casilda hasta una clínica pertenenciente a la seccional local de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). Además, la pareja estaría relacionada con una reconocida empresa de esa misma ciudad.

La víctima vivía en Zavalla –a donde se había mudado algunos meses atrás desde Rosario– por lo que en la fecha del parto, la fueron a buscar y llevaron –de acuerdo a su relato– a una casa. “(Allí había) un médico que yo no conocía, que hablaba raro, como de otro lugar. Me pinchó la mano y no recuerdo más nada. Por ahí escuché llorar a los bebés. Pero cuando me acordé estaba en el hospital de Baigorria. Y la señora me dijo que los mellizos nacieron muertos. No es cierto. Yo siento que están cerca. Me los sacaron y yo quiero que me los devuelvan”, remarcó la mujer al periódico local. Su testimonio también quedó grabado para el medio Día 7.

Sospechada, en un primer momento de haber negociado sus bebés –una nena y un varón–, la mujer se conformó ahora como denunciante. 
 

En cuanto a su paso por el Eva Perón, el director del policlínico, Eduardo Codino, afirmó que "no hay datos del parto de esta paciente” aunque sí de una consulta el mismo día del alumbramiento pero ya sin su estado de gravidez. Su historia médica fue remitida a la Justicia, la habían extraviado y encontrado en otro servicio.

"Estuvo en la guardia por una consulta cuyo motivo no debo revelar por secreto médico, pero sí puedo afirmar que no fue un asunto ginecológico", aclaró.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

Segui Leyendo