Usaban un club de barrio como casino clandestino

Diez personas, entre ellas el encargado de la institución de Uriburu al 2900, fueron demoradas luego de que la policía encontrara 18 computadoras conectadas cargadas de juegos y un cuaderno de apuestas

     Comentarios
     Comentarios

El Bochazo Club, de Uriburu al 2900, fue blanco este jueves de una inspección policial de la que salió mal parado. Los agentes descubrieron que allí funcionaba un casino clandestino y demoró, en consecuencia, a diez personas, entre ellas el encargado de la institución.

Según fuentes policiales, los agentes encontraron 18 computadoras cargadas de juegos y una máquina madre conectada con el resto. También hallaron un cuaderno con apuestas e incautaron 10 mil pesos.

Entre los demorados, figura el encargado del club de bochas, un muchacho de 27 años. 

Comentarios