Violencia de género: el día a día de un reclamo que no cesa

Tras reuniones con autoridades de Seguridad, lanzan medidas tendientes a solucionar problemas aludidos por las víctimas. Diez nuevos botones antipánico se sumarán a los 72 ya existentes en Rosario. Representantes de Seguridad Comunitaria recibirán denuncias en centros de distrito

     Comentarios
     Comentarios

En los últimos días, las ONGs Ampliando Derechos y Mujeres de Negro se reunieron con autoridades de Rosario y Santa Fe a fin de mejorar la asistencia a las víctimas de violencia de género. El funcionamiento de los botones antipánico, la recepción de denuncias, y el protocolo de acción –que incluye el alejamiento de la mujer respecto de su agresor– son los puntos centrales del reclamo.

“En primer lugar, tuvimos una reunión con la comisión de Seguridad del Concejo municipal, a la que también asistieron algunas mujeres víctimas de violencia de género, y después, la misma comisión pidió una reunión con el Ministerio de Seguridad para empezar a buscar las soluciones a los problemas planteados por las mujeres”, explicó en diálogo con Rosario3.com, Nora Giacometto, referente de Ampliando Derechos.

Según lo anunciado, en esos encuentros se acordó que “en los barrios donde está presente la Policía Comunitaria, serán sus agentes los encargados de tomar las denuncias por violencia de género, y de realizar las rondas a las víctimas que estén ordenadas por la Justicia, dentro de su jurisdicción”.

A su vez, a partir de las denuncias de mal funcionamiento del botón antipánico, sus usuarias se reunirán con funcionarios de la secretaría de Tecnologías -que se encarga de monitorear y reparar esos dispositivos– a fin de mejorar aspectos relacionados con el uso y mantenimiento de los mismos.

“En Rosario, hasta el momento, funcionan 72 botones antipánico, y se aguarda la entrega de 10 más que estaban en espera desde hace un mes. También nos aseguraron que cuando se registren problemas de funcionamiento de algún dispositivo, la usuaria deberá reportarlo para que se lo reemplacen de forma inmediata”, dijo Giacometto.

Según informan las ONGs, en relación con la formulación de denuncias, se convino que “todo problema relacionado con la falta de atención en las comisarías, se canalizará a través de los representantes de Seguridad Comunitaria, en los centros de distrito”.

Además, se precisó que los centros territoriales de denuncias Sudoeste, Norte y el de calle Mendoza y Cafferata cuentan con médico forense habilitado para realizar la constatación de eventuales lesiones, en el momento de la denuncia, y trabajan para procurar que los fines de semana –que son los momentos en que se registra la mayor cantidad de denuncias por violencia de género–, los centros cuenten con un equipo de emergencia.

En breve, las ONGs llevarán a cabo una reunión con la comisión de Salud, para coordinar la asistencia a madres e hijos.

Presentes y ausentes en la convocatoria

Del último encuentro participaron, además de las ONGs Ampliando derechos y Mujeres de Negro, los concejales Norma López, Miguel Cappiello, Lorena Giménez Belegni y Diego Giuliano, y la coordinadora del Centro de atención a la víctima, creado un día antes de la marcha #Ni una menos, Anahí Schibelbein.

Según informan las organizadoras, la ausencia más marcada e inexplicable fue la de la directora del Área de la Mujer de la Municipalidad de Rosario, Silvina Santana, quien “a pesar de ser siempre invitada a participar de los encuentros, hasta ahora no respondió a la convocatoria”.

Comentarios