Lo más importante

Virus del papiloma humano: nuevos tratamientos para sus lesiones

Un grupo de investigadores de La Plata trabaja en mejorar el tratamiento de lesiones ocasionadas por el virus del papiloma humano.
     Comentarios
     Comentarios

El virus del papiloma humano puede producir lesiones visibles conocidas como verrugas o condilomas. También puede causar otro tipo de lesiones menos visibles conocidas como intraepiteliales las cuales requieren de un enfoque distinto debido a sus características particulares.

Charlamos con Estela Albanesi, licenciada en Ciencias Bioquímicas, para conocer en mayor profundidad el trabajo presentado durante el reciente simposio sobre virus del papiloma humano que se realizó en nuestra ciudad. El tema del trabajo presentado se centra en la terapia y diagnóstico fotodinámico de las lesiones intraepiteliales producidas por el virus del papiloma humano (VPH).

¿Cuáles son los tratamientos disponibles para las lesiones causadas por el virus del papiloma humano?
Hasta este momento se trabaja extirpando las lesiones con bisturí. También con láser dióxido que actúa vaporizando el agua y por lo tanto se utiliza para eliminar las áreas afectadas. También se usa el electrobisturí.

Sé que están trabajando con nanopartículas de niobio para eliminar áreas tumorales. El tema es que las partículas quedan en el organismo y se está estudiando cómo sacarlas del cuerpo.

¿Qué es lo que proponen desde el equipo de investigación al que Ud. pertenece?
Lo que estamos proponiendo es una nueva tecnología, innovadora, que utiliza la fluorescencia natural de los tejidos. Estamos trabajando con espectrofluorómetros que tienen una punta láser con diámetro de 2 mm. Se emite un haz de luz, el cual se apoya sobre el tejido el cual a su vez devuelve un espectro característico. Si el tejido tiene una preneoplasia o neoplasia el espectro resultante es muy diferente.

Por ejemplo, uno de los resultados presentados en nuestro poster muestra un área tumoral (neoplasia de parótida): El área se delimita con termografía infrarroja. Se observa que al comparar estudios hechos sobre muestras de parótida normal y parótida enferma hay diferencia en la intensidad lumínica emitida por ambos tejidos en la termografía infrarroja. Esto se usa para diagnóstico.

¿Qué otras aplicaciones tiene la termografía infrarroja?
La termografía infrarroja es de muchísima utilidad para controlar la temperatura en los tratamientos fotodinámicos, ya que se producen incrementos elevados y el paciente sufre molestias. Entonces, se aplican momento de láser y momentos de enfriamiento.

¿Qué otras técnicas pueden aplicarse?
Se puede aplicar un fotosensibilizador que se absorbe más en las células tumorales que en las normales. De esta forma, el tumor queda impregnado con este fotosensibilizador lo cual permite con posterioridad, y mediante el empleo de luz azul, detectar áreas tumorales que no son visibles a simple vista.

A continuación, y al aplicar la terapia láser, las células implosionan debido a que, por la interacción entre el oxígeno, el fotosensibilizador y la luz, se forman radicales libres que hacen que las células se destruyan. Al cabo de un tiempo estas áreas epitelizan y recuperan su apariencia normal.

¿Pudieron aplicar este tratamiento en pacientes?
Tenemos el caso de una mujer con una lesión de 10 años. En su última consulta con el cirujano le dijeron que tenían que extirparle la mama porque esta lesión intraepitelial no se curaba por las características de la lesión.

Con este panorama, aplicamos láser. Se hizo un peeling de las capas más superficiales, se encontraron vasos de neoformación. Luego con otra intensidad de láser se hizo otro barrido y las lesiones intraepiteliales se sanaron.

Por todo esto, consideramos que este es nuestro rumbo para el diagnóstico y tratamiento de lesiones intraepiteliales. La espectrofotometría también es prometedora.

Entonces estas técnicas se enfocan tanto al diagnóstico como al tratamiento.
Así es. En estos momentos estamos enfocados en vincular una sustancia fotosensibilizadora a moléculas específicas que están ligadas al VPH.

El equipo de trabajo que llevó adelante el proyecto está integrado, además, por María Eugenia Etcheverry, Agustina Corti, Horacio Poteca y Mario Garavaglia. Los investigadores se desempeñan en el Hospital Zonal de Agudos Ricardo Gutierrez de La Plata, la Facultad de Cs. Exactas de la Universidad Nacional de La Plata, el Centro Médico Láser, el Instituto Médico Mater Dei de La Plata y el Centro de Investigaciones Ópticas (CCT-CONICET, CIC).

 

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

Segui Leyendo