»
  INGRESAR  |  REGISTRARSE  

Estamos escuchando
Hombres y Paisajes
Rosario3.com
Domingo 21 de septiembre de 2014
 ULTIMO MOMENTO   NOTICIAS     DEPORTES      OCIO     OPINION    COMUNIDAD    EDUCACION    SALUD   VIDEOS 
  BUSCAR
09:13 | miércoles, 02 de noviembre de 2011
   
Noticias | Ciudad y Región
Noviazgos violentos: no hay quien despierte al príncipe azul
Desde fines de 2009, el programa Políticas de Género municipal atendió 60 casos de adolescentes maltratadas por sus novios, también menores de edad. Algunas debieron ser hospitalizadas por quemaduras y quebraduras. “Los chicos más jóvenes alcanzan más rápido los extremos de la violencia”, advirtieron desde el área local
La imagen forma parte de un trabajo del grupo fotográfico Momento F sobre el tema.
La imagen forma parte de un trabajo del grupo fotográfico Momento F sobre el tema. (María Susana Arijón/Momento F) Ampliar Imágenes

Sabrina Ferrarese

El sartén caliente contra la cara puede ser una forma de terminar una discusión. Los llamados "novios violentos" suelen protagonizar este tipo de escena, cuando de la amenaza a la chica que dicen amar pasan al golpe, de la palabra agresiva al empujón o al uso de cualquier elemento que, al manipularlo, pueda dejarle marcas. En Rosario la problemática de la violencia de género tiene un espacio dedicado a los más chicos, el programa Políticas de Género para adolescentes municipal, cuya oficina funciona en Rioja 1576. Allí, desde su apertura a fines de 2009, se han atendido 60 casos de mujeres de entre 12 y 19 años que padecen violencia psíquica, física y sexual de parte de sus parejas, en su mayoría varones menores de edad.

P. tiene 21 años y tres hijos chiquitos. La primera vez que pisó el lugar tenía 16, había ido a parar a un hogar provincial luego de que sus padres la obligaran a denunciar a su novio por haberle pegado. Era la primera vez que le había levantado la mano pero no sería la última. Pasaron cinco años para que se diera cuenta de que la violencia nunca iba a terminar, que estaban en riesgo la vida de sus hijos y la propia y que las promesas de una vida mejor no se cumplirían jamás. El príncipe azul que había conocido de quinceañera se había dormido para siempre y ya no habría besos que lo despierten.

La psicóloga Lucrecia Donoso está al frente de Políticas de Género de la Secretaría de Promoción Social. Conoce de cerca el caso de P. y el de unas 60 chicas más que recibieron asistencia jurídica y psicológica en el área municipal. Junto a la psicóloga Gabriela Bozikovich y la trabajadora social Paula Etchart conforman un equipo y a través de la experiencia pueden hablar de la problemática: “Las chicas que vienen tienen entre 12 y 20 años pero en su mayoría son maltratadas a los 15 años. Los varones suelen ser menores de edad. Empiezan con maltratos psicológicos y después llegan a lo manifiesto, la violencia física. Hay casos de chicas hospitalizadas y de jóvenes que han sido derivadas a hogares por su seguridad”, sostuvo Etchart a Rosario3.com.

“Es muy sutil el maltrato. No es algo que se inventa al año de relación pero, es entonces cuando suelen advertirlo”, señaló Donoso. “La violencia en el noviazgo –observó– se presenta más rápido que en el matrimonio. Los chicos más jóvenes llegan más rápido a los extremos” y dio ejemplos: torturas de las más variadas, quemaduras, golpes con elementos y hasta cortes de cuello. ““Sos mía” es una buena frase para describir lo que sienten estos chicos, de verdad piensan que las chicas son de su propiedad”, agregó.

Porque te quiero, te aporreo

En la vida real, no existen labios que conviertan a un sapo en príncipe. P. lo sabe ahora y lo tiene claro pero entenderlo le costaron muchos insultos y palizas. Pero no siempre su ex novio fue una persona irascible y descontrolada. Al principio, no le tenía miedo sino que, por el conrario, creyó haber conocido el amor de su vida y fue por eso que, a pesar de la resistencia de sus padres, se fue a vivir con él a la casa de sus suegros.

“Los novios golpeadores al principio son los más divinos, suelen hacer regalos y son muy atentos. Pero enseguida eso se convierte en control desmedido, las chicas son acusadas de tener a otro siempre, terminan aisladas, no pueden mirar a nadie, tampoco pueden estar con sus familias a las que acusan de llenarles la cabeza. Les hacen problema por los escotes, porque se pintan, por la pollera corta, les hacen preguntas tendenciosas como si fueran trampas y las llenan de mensajitos. Son los típicos que las van a buscar a todos lados”, describió Bozikovich.

El novio ideal para P. empezó a desaparecer por semanas. Cuando regresaba, estaba intratable. “Me empezó a levantar la mano y yo lo perdonaba pensando que iba a cambiar", aseguró. Pero no sólo era el maltrato, tampoco le permitía estudiar o trabajar. "A donde iba, estaba él. Me llamaba todo el tiempo al celular, me tenía que quedar con los chicos y con esa excusa no me dejaba relacionarme con nadie”, recordó una vez más, como si se tratara de un mal sueño.

Donoso explicó que el maltrato físico aparece cuando la mujer empieza a decir no: “La fuerza viene a reforzar el control. Hay sacudones, patadas, tirones de pelo. Al principio no lo advierten porque ellos aseguran que se lo merecen, se justifican por celos o le dicen que las están cuidando", indicó y señaló que "en los adolescentes se da mucho el maltrato sexual, esto de que “si no estás conmigo estás con otra” y así el sexo se convierte en un elemento de poder”. En este sentido, analizó: “ Tienen una vínculo sexual temprano y empiezan a sentir que las mujeres son una propiedad. Las relaciones sexuales funcionan como una forma de marcar territorio, de clavar bandera”.

La mayoría de los golpeadores suelen arrepentirse y piden perdón a sus víctimas. Así, comienza una breve “luna de miel” que volverá a ser interrumpida por nuevas agresiones: “Decía que iba a cambiar, estaba un tiempo tranquilo, hacía buena letra. Venía a horario, no desaparecía como hacía antes pero después empezaba a hacer lo que se le daba la gana. Yo miraba lo que habíamos formado pero él miraba otra cosa. Después me di cuenta que eso no es amor, es una obsesión”, analizó P. sobre su relación con el papá de sus chicos.

De dónde viene la violencia

Si existe un ciclo de la violencia que es marcado – conquista-acoso -golpe-arrepentimiento– no se registran características comunes en los victimarios relacionadas a su nivel socio económico o nivel educativo. Donoso cree que “la violencia se aprende desde un modelo patriarcal. Los chicos que pegan han aprendido la violencia”, apuntó y agregó: "Se creen superiores y piensan que la mujer tiene que estar en la casa con los hijos. Es un objeto de posesión”, observó.

P. supo de la violencia de su compañero cuando la golpeó por primera vez pero después se dio cuenta de que no era un comportamiento aislado: “Era violento con todos, con los chicos, con mis padres. No se podía hablar con él”, resumió. Esta cadena de sinsabores se rompió durante el último embarazo: “Andábamos de acá para allá sin lugar fijo. En ese interín quedé embarazada y él me alteró el suero cuando estaba internada por una infección. Parecía un esclavo para él. Eso me hizo recapacitar. Aparte la última vez que estuvo en mi casa, me quiso cortar la cara porque le di la razón a mi mamá cuando le dijo que tenía que cambiar”, continuó.

Eso no sucedió. No hubo ningún cambio salvo en la mirada de P: “Pude ver tarde que no podía seguir así. Ahora siento que viví muchas cosas y tengo que seguir adelante por mis hijos. Siento que vivo en un cuerpo joven pero  mi mente es de una persona adulta. Ahora, espero conocer a alquien que me responda con amor”, dijo por lo bajo, como si fuese un deseo que, de saberse no pudiera concretarse.

 
También te puede interesar.
Lifschitz quiere como vice un radical de “mentalidad ejecutiva"
El ex intendente socialista confirmó que aspira a ser gobernador en 2015 y dijo que hará "el máximo esfuerzo" para evitar internas en el Frente Progresista. “Tengo esperanza de que podamos construir consensos”, aseguró
Hombres “dilf”: papás sexies y con los chicos a cuestas
Un perfil de Instagram comparte imágenes de padres atractivos, entre los 35 y 55 años, mientras disfrutan de una paseo por Disney junto a sus hijos. Cuerpos trabajados, bronceados, con y sin barba. Las fotos
Primavera, controles reforzados y gran fiesta en la costa
Rosario recibe la nueva estación con un domingo a pedir de los amantes del picnic: cielo despejado y una máxima de 23 grados. La FM Vida tendrá su escenario en el Parque Nacional a la Bandera, frente al Galpón 15. Habrá Djs, música en vivo y sorpresas. Operativo especial con 200 agentes
Contactos   Servicios   Correo de Lectores   Mapa del Sitio   Registración   Cómo anunciar?
Copyright 2006 Rosario3 ® Todos los derechos reservados
 
diseño y desarrollo Ellecktra Imagen Global ellecktra.com