No lo dejaban dormir en el colectivo y les dio una golpiza

Un ruso perdió la paciencia con dos jóvenes que ponian música y cantaban. Optó por trompearlos y después se bajó. El video
     Comentarios
     Comentarios

Un ruso perdió la paciencia en un colectivo. Dos jóvenes, aparentemente borrachos, no paraban de cantar y poner música fuerte, sin respetar al resto de los pasajeros que estaban a bordo. 

Un pasajero que estaba detrás de los jóvenes que causaban alboroto pidió que dejen de molestar. Ante la negativa, optó por una solución simple: golpes.

Lo más insólito es que después de darles una paliza, se bajó en medio de una avenida principal. Los que estaban molestando, se quedaron en el molde. 

Comentarios