Tercer cuerpo: cinco personajes atrapados en su soledad

La compañía Timbre 4 presenta la obra de Claudio Tolcachir este viernes a las 21, en el teatro Mateo Booz, San Lorenzo 2243
     Comentarios
     Comentarios

“Tercer Cuerpo se refiere a este edificio alejado, sin singularidad y apartado al que alguna vez nos mandaron a realizar un trámite después de varios intentos incompletos. Se trata de la soledad de tres oficinistas ( y una pareja) en busca de felicidad cuyas vidas se cruzan en un escenario improbable”, explicó a Rosario3.com Maxime Seugé, productor de Timbre 4, sobre la obra de Claudio Tolcachir que la citada compañía presenta en la ciudad.

La función es este viernes a las 21, en el teatro Mateo Booz, San Lorenzo 2243.

La trama se desarrolla en una oficina, en la casa de una pareja, en un bar y en un consultorio médico. Estos son los distintos espacios en los que se cruzan las vidas de cinco personajes unidos por “la soledad, la incomprensión y la necesidad de amar”.

”Están atrapados en una situación y no parecen encontrarle la salida”, abundó el también actor sobre las caracterizaciones de Lucía Feijo, Hernán Grinstein, Lorena Barutta, Magdalena Grondona y José María Marcos. 

A medida que el texto fluye, el andamiaje escénico –escritorios, sillas, estantes y papeles– se “organiza” de diferentes maneras. “Me parece un espacio donde confluyen las vidas de cada uno, sin respiro, y el trabajo va imponiendo cierta censura y secreto”, señaló Seugé.

Timbre 4 es, a la vez, un teatro, una compañía y una escuela dirigida por Claudio Tolcachir. La factoría creativa estrenó Tercer Cuerpo en 2008 y, desde entonces, ha cumplido 900 funciones –muchas de ellas en festivales internacionales– y cosechado numerosos premios

“La obra, por suerte, se hizo en muchos escenarios y se adaptó la puesta a formatos distintos incluyendo, a veces, subtítulos según el lenguaje del país anfitrión”, abundó el también actor.

—¿El plan es llegar a la mil funciones?

—El plan es hacerlo más allá de las mil funciones. Es hacerla mientras lo disfrutemos y, por ahora, no pareciera que sea mañana.

Comentarios