Vicky y Ottavis, a los arrumacos en la mesa de Mirtha

La pareja del momento fue sensación en el programa de la diva. Confirmaron que se casan y no pararon de mimarse ante las cámaras. El dirigente camporista reveló la reacción de Máximo Kirchner cuando se enteró del noviazgo con Xipolitakis

     Comentarios
     Comentarios

La vedette Vicky Xipolitakis y el dirigente camporista José Ottavis participaron este domingo del programa "Almorzando con Mirtha Legrand", por El Trece (en Rosario por El Tres), intervención que incrementó el minuto a minuto de la emisora y disparó las redes sociales dada la creciente popularidad de la pareja en los medios.

Ottavis prácticamente evitó el perfil político y ante el evidente regocijo de la diva y de la actriz y mediática Lizzy Tagliani, sorprendió en su papel de enamorado para contar su intenso interés por Vicky, que llegó incluso a consultar con su agrupación y a motivar cierto "enojo" de Máximo Kirchner por no haber tenido la primicia.

Estuvieron en la mesa el conductor Marcelo Polino, el abogado y diputado del FR por la provincia de Buenos Aires Mauricio D'Alessandro, y el médico Daniel Stamboulian, y la presencia de la almibarada parejita fue "trending topic" en las redes sociales, incluido el Twitter de Marcelo Tinelli, que bregó por tenerlos en el "Bailando" en las próximas semanas.

Mientras su prometida lo sometía a toda clase de arrumacos, que las cámaras captaron con gran interés, Ottavis señaló que previamente a establecer la relación, hacia diciembre de 2015, le dijo a un amigo: "Me voy a poner de novio con ella (Vicky) y me voy a casar", lo que coincidió con la estadía de ambos en Mar del Plata.

El dirigente añadió que no dudó en escribirle y que su pretendida le respondió afirmativamente "porque estaba aburrida", lo que provocó el festejo de la dueña de casa y sus invitados.

Ottavis confesó que su enamoramiento data de mucho tiempo atrás, hasta que un día logró que un amigo los reuniera. Según Vicky, "esa noche terminamos en la oficina de él, que se hacía el lindo y el importante porque me quería conquistar, aunque eso a mí eso no me gustó", argumento que Ottavis refutó con un "Me miraste toda la noche".

Al parecer y por lo dicho al aire, el dirigente no esperó el paso del tiempo y esa misma noche le expresó: "Ya está, nos vamos a casar", lo que a la vedette le sonó como "un chamuyo", aunque luego fue convenciéndose de las palabras de su galán: "Hizo todo lo posible por conquistarme y lo logró", dijo.

Es que según Vicky "José llegó en el momento justo, lo estaba necesitando en mi vida, si él no hubiese aparecido yo me iba a convertir en un cachivache, pero gracias a él maduré un montón y puse los pies sobre la tierra".

La incisiva pregunta de la Chiqui acerca de la reacción de sus compañeros de militancia ante la relación con la vedette no se hizo esperar y Ottavis señaló: "Muchos de mis amigos me dejaron de saludar, aunque Máximo (Kirchner) dijo sentirse enojado porque no fue el primero en enterarse".

El tono zumbón de la entrevista abarcó el sobrio vestido negro y los zapatos bajos de Xipolitakis, acostumbrada a mostrar con generosidad sus encantos, a lo que a una pregunta de Mirtha respondió: "Si no estuviera enamorada no me habría vestido así", para agregar jocosa que pese a la diferencia de estaturas con Ottavis, "el amor no se mide".

Según el melifluo legislador, "Yo me casarí­a mañana, Vicky es el amor de mi vida, con ella no hay momento aburrido, es una persona muy clara con muchos valores", a lo que la vedette no encontró otra manera de manifestar su acuerdo que con un intenso beso en los labios.

La diva de los almuerzos no se amilanó e incluso festejó ese festival amoroso que a partir de ese momento se prodigaron sus invitados, en un perfil no habitual en su programa, en el que las discusiones y las frases aceradas suelen ser de la partida.

En su entrada triunfal, Vicky y José habían sorprendido a la "Chiqui" con el obsequio de un anillo espectacular que de inmediato la conductora ubicó en su anular, a la espera, quizá, de que hubiera cierto aire de piedad en sus preguntas.

Por el contrario, Mirtha mostró su costado de madraza, se metió en la relación como si fuera de la familia y en un momento le apunto a la "Griega": "¡Nena, soltalo, dejalo en paz! ¿Están así todo el día", a lo que Ottavis contestó: "A mí me encanta, el cariño me hace bien".

"No sé en qué va a terminar esto", apuntó pícara la conductora, mientras los índices de audiencia y la actividad de las redes sociales trepaban a alturas siderales y la pareja no dejaba de manifestar su entusiasmo ante cámaras.

Mientras Ottavis trataba de evitar el tema político y señalaba que como buen televidente los "Almuerzos..." le parecían un "programa divertido", su pareja, que en 2015 protagonizó un polémico incidente a bordo de un avión de Aerolíneas Argentinas, anotició que este año "me voy a dedicar a mi familia, me gustaría ser mamá", a lo que el político agregó: "Sí, tenemos muchas ganas de tener un hijo".

Fuente: Télam

Comentarios