»
  INGRESAR  |  REGISTRARSE  

Estamos escuchando
La primera de la tarde
Rosario3.com
Viernes 31 de octubre de 2014
 ULTIMO MOMENTO   NOTICIAS     DEPORTES      OCIO     OPINION    COMUNIDAD    EDUCACION    SALUD   VIDEOS 
  BUSCAR
09:15 | miércoles, 30 de enero de 2008
   
Deportes
Locos por el fútbol: cómo jugar en Newell's y Central y no morir en el intento
Antes no se vivía con dramatismo que un futbolista pase a jugar al clásico rival, pero ahora eso se ve como una verdadera traición. Hace 24 años que en Rosario no ocurre. La historia de los que vistieron las dos casacas
Hoy, ni canallas ni leprosos perdonan a un jugador que se pase a la contra.
Hoy, ni canallas ni leprosos perdonan a un jugador que se pase a la contra. Ampliar Imágenes
Una foto que circula por Internet con el flamante refuerzo de Newell’s Cristian Llama luciendo la camiseta de Central desató la polémica. Es que el clásico rosarino es diferente a todos, como también lo es la pasión que viven sus hinchas, que ven el hecho de que un jugador de su club pase a vestir los colores del eterno rival como una verdadera traición que podría poner en riesgo incluso la vida del futbolista.

Al revolver la historia se puede encontrar sólo una quincena de jugadores que vistieron tanto la casaca rojinegra como la auriazul en primera división (ver nota relacionada), y desde la década del 80 que nadie comete este “pecado mortal”, cuando el arquero Juan Carlos Delménico recayó en Central (1984, 35 partidos) luego de haber atajado 39 encuentros en Newell’s entre 1971 y 1973.

Como contracara, hay innumerables casos de jugadores que actuaron en Boca y River, duelo reconocido como el más importante del país. Desde el Charro José Manuel Moreno hasta Abel Balbo, jugadores como Alberto Tarantini, Oscar Ruggeri, Hugo Gatti, Ricardo Gareca, Caudio Caniggia, Gabriel Batistuta, Fernando Gamboa, Julio César Toresani o Ruben Da Silva son sólo algunos de los casi 70 futbolistas que a lo largo de la historia vistieron las camisetas de los dos principales clubes argentinos (ver nota relacionada).

Oros derbys domésticos como Independiente-Racing (Néstor Clausen, Marcelo Saralegui, José Albornoz, Claudio Graf, entre tantos otros), el santafesino Colón-Unión (otra vez Toresani, o un símbolo tatengue como Darío Carbol) o los equipos de Córdoba (a juzgar por el numeroso y permanente canje de jugadores entre Talleres, Belgrano e Instituto parecería no importar la rivalidad) también tienen su gruesa historia de futbolistas que se cambiaron de bando.

Sabido es que Rosario es un mundo aparte en este sentido. No por nada debe ser la única ciudad del país en donde hay más hinchas –muchos más– de los equipos locales que de Boca y River. Pero, pero ¿por qué tanta locura?

“Es un fenómeno que trasciende lo futbolístico y tiene que ver con lo que pasa en la sociedad. Ésta es una ciudad que en lo futbolístico está enferma, se dramatiza demasiado. Eso pasa desde hace unos años a esta parte y está potenciado por la situación que hoy viven los dos equipos”, ambos con riesgo de irse al descenso, lo que “acá se convierte en algo terrible”, considera el periodista de Radio 2 Alejandro Cachari.

“Pasa lo mismo que cuando hay un clásico, que se convierte en una cuestión de Estado. Siempre hubo incidentes pero lo de los últimos años es bastante más complejo. Es más allá de la cancha, hasta en los barrios hay cotos de caza”, apuntó.

Y no es irreal que la exacerbación se incrementó en los últimos tiempos. Antes no era descabellado pensar en que un jugador de Central se desempeñe luego en Newell’s o viceversa. Menos en el caso de los entrenadores, con Ángel Tulio Zof y César Menotti como claros ejemplos, símbolos canallas iniciados en el banco leproso.

Entre los que vivieron la experiencia de salir a la cancha con las dos casacas, los más recientes, además de Delménico, son los hermanos Daniel y Mario Killer (primero en Arroyito, después en el Parque Independencia) y Oscar Antonio Coullery (comenzó en la Lepra, más tarde fue a Central y finalmente volvió al club rojinegro).

“Yo hoy puedo caminar por distintas veredas porque lo mío fue en otro tiempo. Y nunca me van a escuchar hablar mal de ninguno de los clubes porque los dos me dieron de comer”, señaló Daniel Killer a Rosario3.com. “Pero hoy los dos equipos están pasando un mal momento y el fanatismo es diferente. Yo, que nací en Central, hoy no me pondría la camiseta de Newell’s porque parecería una agresión”, opinó el ex defensor, que jugó 25 clásicos rosarinos para el Canalla y 17 para la Lepra.

Los que estuvieron cerca pero no pudieron, o no los dejaron

Para mencionar algunos casos recientes que dan cuenta de la locura que genera la rivalidad en Rosario, en 2005, el volante Mariano Herrón –que antes defendió los colores de Central– tenía todo arreglado con Newell’s pero, según aseguran varias voces, aprietes de la barra canalla al jugador impidieron su vuelta a la ciudad.

Similares son los casos de Gustavo Barros Schelotto (tras su paso por Arroyito fue tentado el club leproso pero el propio jugador se negó), el paraguayo Celso Ayala (como jugó en Central, un sondeo de Newell’s cuando no tenía cabida en River no fue bien visto por la gente) o el arquero Fabián Cancelarich (atajó 7 partidos en la Lepra y algunos años después era número puesto como refuerzo auriazul pero las gestiones, curiosamente, no prosperaron).
 
También te puede interesar.
Mellizos: “Liliana Montenegro no les pedía nada a mis defendidos”
El abogado de uno de los matrimonios de Casilda denunciados por supuesta sustracción de los bebés reconoció la intención de realizar una “adopción directa” y afirmó que la madre “nunca les pidió nada a cambio”. Aguardan por los resultados de los peritajes desde Córdoba
José Pablo Feinmann, duro con Marcelo Tinelli
El filósofo criticó tanto “los culos” de "ShowMatch" como la decisión de otorgarle al conductor el premio como personalidad destacada de la cultura
Blanche ratificó su denuncia y el fiscal avanza sobre el audio
El comisario procesado en la causa Los Monos confirmó su acusación contra el juez Juan Carlos Vienna, investigado ahora por presunta extorsión. La grabación que lo probaría era peritada en Córdoba
Contactos   Servicios   Correo de Lectores   Mapa del Sitio   Registración   Cómo anunciar?
Copyright 2006 Rosario3 ® Todos los derechos reservados
 
diseño y desarrollo Ellecktra Imagen Global ellecktra.com